in

Macaya Márquez: «Esta Selección me dejó a Messi como líder, antes no era líder»

(CNN Radio Argentina) – Enrique Macaya Márquez, icónico periodista deportivo que cubrió 17 Mundiales, habló con CNN Radio sobre la evolución de esta competición.

«Nunca imaginé esto, ni cuando fui al primero ni al segundo. Es una casualidad. Los campeonatos del Mundo, generalmente, se juegan durante el invierno argentino; y yo tuve la suerte de tener trabajo para distintos medios. Se fueron dando, es un hecho casual», expresó en diálogo con Digamos Todo, de Nacho Girón.

«Tiene que ver con que uno está trabajando y en actividad también, lógicamente», agregó.

No se puede comparar nada de los Mundiales anteriores. En Suecia 58′ fuimos un ingeniero, un relator y yo. Después fueron un par más de acá del país. Ahora encontrabas periodistas por todos lados.

Macaya Márquez relató que «en la zona de Media encontrábamos colegas de todas partes del país, y te preguntás cómo vinieron estos muchachos hasta acá, qué inversión habrán hecho».

«Hacía más frío adentro del estadio que afuera. Teníamos que ir abrigados, porque bancarte dos horas ahí sin moverte, requiere un abrigo. A mí el aire acondicionado me hace daño, pero no puedo apagar el aire de un estadio», comentó.

Además, añadió que «lo del chip en la pelota está bien. Lo que pasa es que hay malas interpretaciones acerca de la aplicación de la tecnología. Los periodistas que analizan el fútbol deberán aprender más de tecnología, yo lo aprendí a la fuerza».

Según el periodista, «así como se miente con las estadísticas se puede mentir con la tecnología. Una cámara torcida o una toma en slow puede dar una imagen que no es real. Pero esto no lo para nadie, esto va a ir para adelante».

El reconocimiento de la FIFA fue muy bueno, fue de ellos, de la CONMEBOL y de los periodistas internacionales.

Al respecto, señaló que «me movilizó la actitud de los colegas, el respeto, la generosidad. Me lo demostraron en todo momento».

«Los goles los grito siempre, pero para el otro lado del micrófono. Es un puñito apretado, y también cruzar los dedos en algún penal en contra. Son cosas normales, pero eso no te impide hacer un juicio certero sobre lo que estás viendo», explicó.

En el análisis, destacó que «esta Selección me dejó nada menos que a Messi como líder. No era líder antes de este campeonato. Ya con la Copa América se recibió, lo imaginaron y lo concretaron sus propios compañeros. Lo eligieron a él, le dijeron ‘sos nuestro líder’ y terminamos con esto de que el equipo juega por Messi o Messi juega por el equipo: el equipo juega con Messi y Messi juega con el equipo».

Son tipos que están sonrientes dentro de la cancha. Meten cuando tienen que meter y se ríen cuando deben reírse. Es fantástico este seleccionado.

Según marcó «no se puede comparar con otros mundiales. Hoy están mejor preparados atléticamente, y por ahí la calidad no supera la de otros que hemos visto. Pero son las individualidades las que nos quedan grabadas de otros campeonatos y no los equipos, salvo la Holanda del 74′ por ejemplo».

«El cambio de Messi es una maduración personal y lógica. No estoy preparado para analizar sus conductas, pero siguiendo atentamente cómo va desarrollando su profesión, te das cuenta que le va agregando cosas. Tiene que ver con la experiencia, la seguridad… Messi es una muy buena persona, y en el fútbol por ahí piensan que si sos buena persona sos tonto. Y ahora él te discute, te pelea, toma las riendas y va para adelante», explicó.

Además, añadió que «no hay elementos para comparar a Maradona y Messi. Las estadísticas sacan una ventaja enorme y deja en el camino a cualquier otro, sea Maradona o sea quien fuere. Pero también hay cosas difíciles de medir. La cantidad de títulos ganados por Messi no hubo lugar ni tiempo para que los gane Maradona, y eso no quita que Maradona era un fenómeno. Hoy todo el mundo mira las estadísticas, pero con eso también se puede mentir».

Julio Sahad: “Nunca hubo otro PRO; Luciana de León no forma parte del partido, porque fue expulsada”

Sale a la venta la camiseta de la Selección con las tres estrellas