in

Un sector de la oposición se opone a la Ley de Etiquetado Frontal

(CNN Radio Argentina) – Soher El Sukaria, diputada nacional Juntos por el Cambio, explicó por qué se opone a la ley de Etiquetado Frontal que comienza a discutirse este martes en el Congreso: “No estoy en contra de la educación y la necesidad de los cambios de hábitos alimentarios de la población, sino porque lastimosamente hemos intentado en reiteradas ocasiones que se inserten algunos artículos que entendemos como indispensables y no logramos ese consenso”.

Incompatibilidad con el Mercosur

“Por ejemplo, no está dentro del texto de la ley la necesidad de armonizar las disposiciones junto con las que están discutiendo en el Mercosur. Brasil y Uruguay ya incorporaron en la misma normativa que han pensado sobre Etiquetado Frontal un periodo para armonizar los textos. En Argentina, el gobierno se niega a dar esta modificación”, señaló.

Esto puede implicar que los productos argentinos tengan barreras comerciales frente a los consumidores en el Mercosur”, añadió la legisladora.

Plazos de aplicación

En diálogo con Al Fin y Al Cabo, esgrimió otra cuestión que ve perjudicial dentro de la ley y tiene que ver con “el plazo que tiene una Pyme o una industria alimentaria para llevar adelante esta práctica en el etiquetado”.

“Son apenas 180 días, cuando en otros países vecinos han dictaminado que sean dos años para poder proceder a que cada industria lleve adelante esta nueva reglamentación”, expresó.

En este sentido, la vicepresidenta del bloque Pro consideró que “en Argentina hay que poner foco en generar empleo, es muy dispar que en 180 días se pueda llevar adelante una modificación en todos los etiquetados. Se pondrán en riesgo fuentes de trabajo y es lo que no estamos viendo”.

Inclusión de alimentos

Por otro lado, la diputada remarcó que la ley de Etiquetado Frontal “no soluciona el tema sanitario, porque los alimentos multiprocesados no están adentro de la ella. Lo que es un riesgo enorme porque la mayoría de los alimentos que se quieren prevenir tienen que ver con los procesos y los distintos ingredientes”, detalló.

Según entiende El Sukaria, sin tenerse en cuenta estas modificaciones la Ley de Etiquetado podría significar “una presión más para los que generan empleo”, incluyendo el hecho de que “no compatibiliza con el Mercosur y sus normativas vigentes, lo que puede provocar la pérdida de mercado para muchas Pymes argentinas”.

“El título y la intención es muy buena, pero si no se contemplan estos tres pilares creemos que será una ley que genere más inconvenientes que soluciones”, sentenció

Dr. Álvarez: “Es muy difícil ser oposición en la UNLaR; yo viví la persecución en carne propia”

Ignacio Grando: “En Vamos La Rioja apostamos a una lista de unidad”