in

Boca sancionará a Darío Benedetto y a Carlos Zambrano: no jugarían el miércoles ante Rosario Central

Los futbolistas protagonizaron una pelea a golpes en el entretiempo del clásico frente a Racing. También podría haber una pena económica.

Por estas horas, la dirigencia de Boca define cuál será la sanción para Darío Benedetto y Carlos Zambrano luego de la pelea con golpes que protagonizaron el domingo en el vestuario del Cilindro de Avellaneda en el entretiempo del clásico ante Racing.

La pena, que se dará a conocer durante la jornada del martes, podría ser deportiva y económica. En principio, ninguno de los dos futbolistas concentraría para el partido del miércoles ante Rosario Central, por la fecha 14 de la Liga Profesional del fútbol argentino.

El domingo por la noche, el vicepresidente Juan Román Riquelme se acercó al hotel en el que quedó concentrado el plantel y les pidió una reunión a los jugadores con la intención de que el incidente no pase a mayores ni vuelva a repetirse. Según trascendió, les dijo a Benedetto y Zambrano que les habían “faltado el respeto a los hinchas” y les advirtió: “Cruzaron la línea, están buscando que los insulten”.

La pelea entre Benedetto y Zambrano

Un nuevo escándalo protagonizado por dos jugadores de Boca. Esta vez, en el medio de un clásico: Darío Benedetto y Carlos Zambrano mantuvieron un acalorado cruce en el vestuario durante el entretiempo y la situación terminó a los golpes.

Al terminar el primer tiempo, al Pipa se lo vio bastante enojado y, aún dentro del campo de juego, se puso en el medio de un círculo entre sus compañeros y emitió algunas palabras subidas de tono.

En el regreso a la cancha, las cámaras de la televisión advirtieron que Zambrano tenía una marca en su rostro. Según señaló personal de seguridad del Cilindro de Avellaneda, los jugadores mencionados se fueron a las manos y debieron ser separados.

Nueva denuncia de la jefa de enfermería del hospital donde murieron los bebés: “Todos sabían lo que pasaba”

PSG le llamó la atención a Neymar y a Mbappé: les exigió que resuelvan sus diferencias “puertas adentro”