in

Gabriela Sabatini y Gisela Dulko avanzaron a la final del torneo de leyendas de Roland Garros

Las argentinas definirán el título este sábado desde las 9 contra las italianas Flavia Pennetta y Francesca Schiavone.

Gabriela Sabatini y Gisela Dulko disputarán la gran final del torneo de leyendas de Roland Garros. Las argentinas definirán el título este sábado desde las 9 contra las italianas Flavia Pennetta y Francesca Schiavone. El encuentro se podrá seguir por la pantalla de ESPN y la plataforma Star+.

La dupla Sabatini-Dulko confirmó su boleto al partido final luego de que las francesas Tatiana Golovin y Nathalie Tauziat derrotaran a la croata Iva Majoli y a la francesa Mary Pierce. Por una combinación de resultados, las argentinas se quedaron con un lugar para el duelo decisivo.

En la fase de grupos, las argentinas ganaron dos partidos y perdieron uno. Por eso tuvieron que esperar hasta este viernes para saber si se clasificaban en la final. Y lo lograron. La zona se define en función de un ratio de games y sets ganados, lo que dejó a Sabatini y Dulko en la gran final.

Cena, amigos y festejo: Gabriela Sabatini, la primera fanática de la Selección
Gabriela Sabatini primero es hincha de la Selección, luego todo lo demás. Es que en pleno punto alto de su vida, con el regreso al tenis y el triunfo que protagonizó junto a Gisela Dulko en el torneo de leyendas de Roland Garros, siguió minuto a minuto la consagración de la Argentina en la Finalísima y lo festejó como lo que es: a lo grande.

“Gaby” vivió a pleno la goleada de la Selección a Italia y en particular el desempeño de Lionel Messi, de quien es fan declarada. Siguió el partido por TV mientras cenaba con amigos en París. La extenista Mercedes Paz, la exjugadora de Las Leonas Mercedes Margalot y Lujan Grisolía fueron algunas de las personas que compartieron la extensa mesa fanatizada con la “Albiceleste” que lideró Sabatini.

La exnúmero 3 del mundo, ganadora de 27 títulos en singles durante su carrera, siendo el más destacado el US Open de 1990, volvió al tenis a 26 años de su retiro y lo hizo en grande. Es una de las figuras más buscadas en el Bouis de Boulogne de París, allí donde convive con las grandes estrellas del tenis mundial que disputan Roland Garros, pero se puso en modo hincha de la Selección durante la Finalísima de Wembley y, al grito de “olé olé olé, cada día te quiero más”, alentó a la Argentina.

Tamara Gorro y Ezequiel Garay anunciaron su reconciliación tras la depresión que ella superó

De Tinder al engaño: cayó una banda que coordinaba encuentros sexuales para robarles a sus víctimas