in

Histórico y heroico: Defensa campeón de la Recopa

Defensa y Justicia le ganó a Palmeiras en Brasil: con un gol a los 94 y después por penales, en un partido inolvidable. Varela está de fiesta.

Fue heroico. Defensa jugó como un equipo grande. Como un gigante. Por eso alcanzó la gloria. Por eso hubo Justicia. Por eso dio un golpe histórico en Brasil y dejó una huella que quedará grabada a fuego en la memoria y en la historia. El equipo de Sebastián Beccacece jugó sin complejos ni amarras. Despojado de temores. Con autoridad para salir a imponer condiciones desde el vamos. Con enjundia para disputar cada pelota como si fuera la última. Con garra para marcar territorio cuando era necesario hacerlo. Con temple para no amedrentarse en ningún momento y ante ninguna circunstancia frente a un rival de peso, que cuenta con un plantel armado con un presupuesto millonario. Pero principalmente con juego. Con fútbol. Con dinámica para el desmarque, toque criterioso y circulación. Es por eso que todos se desgañitaron en un grito tan merecido como inapelable: el de campeón.

Disputó un gran partido el Halcón, un club que tiene una coherencia futbolística a la hora de elegir técnicos. Una línea que le da resultados. Porque peleó siempre desde la desventaja y desde la adversidad de un resultado por remontar. Porque llegó a Brasil con un 1-2 en la ida y arrancó abajo, pero lo dio vuelta con una valentía arrolladora para ir por el triunfo con sus armas y sin traicionar jamás el estilo de juego que lo llevó hasta ahí. Porque salió a discutir con altura y se impuso ampliamente desde el juego, el dominio territorial, el manejo de la pelota, la ocupación inteligente de los espacios y la administración precisa y certera del balón. El conjunto de Florencio Varela fue incisivo con laterales que se proyectaron de forma permanente como Matías Rodríguez y el enorme Marcelo Benítez, uno de los héroes de la noche. Fabricó espacios con un Francisco Pizzini picante, desequilibrante, que aportó cambio de ritmo y fue indescifrable en cada avance. Y también pegó con Brian Romero, extremo que durante el ciclo de Hernán Crespo supo reciclarse para convertirse en un goleador implacable.

Argentina registró el número de muertos por coronavirus más alto desde enero: 368 en 24 horas

Ex hotel Sussex: El gobernador Ricardo Quintela visitó obra en construcción de oficinas públicas