in

San Lorenzo le ganó a Riachuelo en el Superdomo

Con cinco jugadores en doble dígito y sin Sandes, San Lorenzo tuvo un debut soñado: se las arregló para forzar el suplementario y se llevó el partido en la inauguración de la Liga.

La inauguracion de una nueva temporada de la Liga Nacional no defraudó. Es que al calor y color del público, al regreso de La Rioja a la máxima categoría del básquet argentino, se le sumó un partidazo en el parqué del Superdomo. Riachuelo y San Lorenzo brindaron un espectáculo a la altura, que se definió en suplementario: fue triunfo del Ciclón  por 86-78 luego de correr desde atrás durante los 40 minutos iniciales.

Es que si uno ve el gráfico de cómo fue la evolución del tanteador a lo largo del partido, ve una montaña rusa, o la Cordillera de los Andes, como prefiera. Comenzó mejor el cuervo, y desde el segundo parcial fue puro dominio de El Eterno. Pero aquí está la cuestión: toda vez que los locales tomaban una distancia de seis, siete o hasta ocho puntos, los de Castiñeira se las arreglaban para limar esa diferencia y siempre mantenerse a tiro, producto de buenas defensas y rachas anotadoras.

Incluso, pudo mantener esa efectividad en el último cuarto, cuando parecía que Eric Flor le entregaba en bandeja el triunfo a su público: anotó 8 tantos seguidos, repartió una asistencia, y Riachuelo sacó una distancia de ocho que parecía lapidaria (70-62). Sin embargo, un triple de Cerminato y otro de Rutenberg volvieron a poner al azulgrana en juego y así se mantuvo hasta el final. A tal punto, que con tres puntos de diferencia en el marcador (75-72) a favor de los locales, a falta de tres segundos y monedas, Lucas Pérez encestó un triple de otro planeta tras reiteradas infracciones, lo que forzó el suplementario. 

Y allí, San Lorenzo demostró que no se preparó para pasar desapercibido en esta nueva temporada, sino que intentará mantener su corona, esa que posee hace cinco campeonatos. Fue parcial 11-3 en los cinco minutos extra, con una gran tarea defensiva en conjunto.

Algo que demostró este Ciclón es que intentará aprovechar los momentos de cada jugador. Cuando le tocó a Zailo, las pelotas fueron a la pintura, cuando fue el turno de Lucas Pérez, se las arregló para diagramar las ofensivas, y cuando las papas quemaban en el cierre, el que tomó las riendas del equipo fue Pérez Tapia. Incluso, en uno de los tiempos muertos que pidió Castiñeira sobre el cierre del reglamentario, le consultó: “¿te animás a ganarlo?”.

Pérez terminó con 18 tantos, Cerminato con 17 (+10 rebotes), Pérez Tapia con 13 y Corzo (+9 rebotes) y Defelippo con 11 cada uno, siendo cinco los hombres que terminaron en doble dígito. Otro de los puntos clave de San Lorenzo fue  el 11/34 en triples (contra 5/21 de RIA), además del 21/25 en tiros libres, cuanto que los locales tuvieron 15/28 en ese rubro. Además, el azulgrana dominó los rebotes sin dificultad (53-42), lo que se vio reflejado en los puntos de segunda oportunidad (13-3), aunque en los puntos en la pintura cedió y lo superó el Eterno (48-30).

Nuevo aumento a empleadas domésticas en noviembre y diciembre

Calvo: “Las charlas TEDX son una posibilidad concreta de difundir ideas que merecen ser compartidas”