in ,

San Lorenzo lo dio vuelta y le ganó el clásico a Boca por 2-1

El «Ciclón» se impuso 2-1 a Boca en el Nuevo Gasómetro. Los dirigidos por Insúa caían en el primer tiempo luego que Marcos Rojo abriera el marcador para la visita, pero con goles de Giay en la primera parte y de Bareiro en el complemento logró dar vuelta el resultado.

San Lorenzo venció a Boca por 2 a 1 como local y se quedó con el clásico, en el marco de la séptima fecha de la Liga Profesional de Fútbol (LPF).

Los goles del «Ciclón» los hicieron Agustín Giay (37m. PT) y Adam Bareiro (10m. ST), que además falló un penal, y en la visita anotó Marcos Rojo (27m. PT).

San Lorenzo, que no ganaba como local desde el 13 de diciembre del año pasado cuando doblegó a Newell’s Old Boys de Rosario (3-2), llegó a los 10 puntos en el campeonato y sueña con la Copa Sudamericana del 2023.

Boca, en cambio, continúa la mala racha -tres caídas en fila- y se queda en nueve unidades, lejos de la punta.

Un partido dinámico

San Lorenzo y Boca plantearon un partido dinámico en los primeros minutos, con Nahuel Barrios como líder ofensivo en el dueño de casa y con Sebastián Villa y Óscar Romero siendo abanderados en la visita.

El local se plantó con una línea de tres, que se transformó en una de cinco a la hora de defenderse para ensanchar el fondo y tapar así las subidas de Frank Fabra por la izquierda y de Luis Advíncula por la derecha.

La primera clara estuvo en los pies de Adam Bareiro tras una indecisión entre la dupla central «xeneize» pero el paraguayo quedó mal perfilado y definió mansamente a las manos de Agustín Rossi.

Boca comenzó a mostrarse predominante cuando destrabó la línea de cinco al fondo de la mano de Fabra, que pasó bien al ataque y lastimó al encontrar los huecos a espaldas de Nicolás Fernández Mercau.

El capitán Marcos Rojo conectó un tiro libre de Villa luego de anticipar a Jalil Elías y a Sebastián Torrico, que salió a destiempo con los puños, y abrió el partido para el equipo de Hugo Ibarra.

El festejo dejó en claro la postura del plantel sobre la salida de Carlos Izquierdoz. El ex Estudiantes de La Plata fue a abrazar a su compañero y se sacó la cinta en una demostración de respeto por el ahora central suplente.

Poco le duró la alegría al «Xeneize», es que Giay atacó a espalda de Fabra -la mayor falencia del colombiano- y después de un rebote estampó el merecido empate en el Bajo Flores.

Polémica con el VAR

La tarde agregó su primera polémica cuando el árbitro, Fernando Espinoza, luego de revisar una jugada a instancia del VAR, le anuló el segundo al local. Es que en el inicio se observó una falta de Siro Rosané sobre Alan Varela y el árbitro determinó que resultó clave en el desarrollo del avance que terminó en el ahogado grito de gol de Fernández Mercau.

Sin embargo, la revancha para San Lorenzo llegó de la cabeza de Bareiro, que aprovechó la asistencia de Ezequiel Cerutti, la figura del partido, para vencer a un Rossi pasado y a una defensa visitante que ofreció un sinfín de posibilidades.

La diferencia notoria pasó por la intensidad con la que se enfrentaron en los duelos mano a mano los futbolistas de San Lorenzo frente a los de Boca. Es que los dueños de casa fueron a cada pelota como si fuera la última, en contrapartida a ciertas displicencias marcadas en la visita, sobre todo en los momentos defensivos.

Boca no halló los caminos, a pesar de las intenciones de Óscar Romero, el único destacado en una tarde complicada que le dejó la tercera derrota en fila en el campeonato y muchas dudas de cara a futuro.

La contracara fue San Lorenzo, que vivió una tarde soñada y de desahogo después de varias malas. El festejo de los hinchas así lo dejó demostrado.

Continúa castración masiva de perros y gatos

Detienen a un sujeto que retiraba una encomienda con más de 16 paquetes de cocaína