in

«Sansón» brilló en una histórica noche en el Luna Park y sumó otro título

José Rosa venció por nocaut técnico en el tercer round a Santiago Sánchez y conquistó la corona fedelatín AMB de la categoría Welter, que estaba vacante. (Foto gentileza Boxeo de Primera)

José «Sansón» Rosa tuvo otra soñada y escribió un capítulo más que importante en su vertiginosa y exitosa carrera como boxeador profesional, ya que logró sumar su segundo título latino y prolongó su invicto a trece triunfos (13-0-0, 11 KO).

En uno de los combates complementarios que tuvo la velada «Honor y Gloria», realizada en el mítico estadio Luna Park, que estalló de público, con la presencia de más de cinco mil almas, «Sansón» tuvo otra gran actuación, logrando su undécima victoria por nocaut y ratificando su potencial que lo consolida como una de las grandes promesas del boxeo argentino.

Fue en el evento organizado por OR Promotions y televisado por TyC Sports, mediante el ciclo Boxeo de Primera, donde el riojano de 22 años venció por nocaut técnico en el tercer round, al oriundo de la localidad bonaerense de Ranchos, Santiago Sánchez, en el marco de la categoría welter, donde estuvo en disputa el cinturón fedelatín de la AMB, que se encontraba vacante,

Rosa (66,650 kg) se llevó una inapelable victoria, porque tomó las riendas desde el sonido inicial de la campana y siempre ejerció el dominio del centro del ring, mostrando una mayor movilidad que Sánchez (65.850) y también conectando las manos más claras, con buenas combinaciones de zurda y derecha, buscando la zona hepática y también el rostro de su rival, sacando buen provecho de un mayor alcance de brazos.

El dominio del riojano también fue una constante en el segundo round, donde la precisión del jab y la potencia de la zurda, provocaron una inflamación en el ojo derecho de su oponente.

Consciente de la diferencia lograda en las dos primeras vuelta y sabiendo que su rival había sentido el castigo, Rosa salió decidido a liquidarlo en la tercera vuelta y arrastró a Sánchez contra las cuerdas, propinándole una dura embestida con una variada y certera combinación de golpes, que encontró el consuelo por parte del árbitro Hernán Guajardo, quien atento a la falta de reacción del hombre radicado en Mar del Plata, determinó el final anticipado del pleito.

De esta forma, «Sansón» cumplió otro sueño, ya que luego de ser profeta en su tierra y ejercer con éxito la primera defensa de su título latino WBC en el Superdomo riojano, ahora sumó otro título, nada más y nada menos que en la catedral del boxeo argentino.

El crecimiento de Rosa aún no tiene techo y seguramente los próximos compromisos le pondrán la vara más con el desafío de seguir potenciando el crecimiento que le permiten transformar todas las expectativas generadas, en una realidad sólida y con perspectiva internacional.

Escribe: Lucas Malfatti- enviado especial a Buenos Aires de NUEVA RIOJA

Histórico: Medio Oriente y África importarán comidas listas de AgroAndina

Fue atropellado y abandonado hace más de un año y hoy necesita la ayuda de los riojanos