in

Sansón cerró un gran año festejando otro triunfo en su casa

El riojano invicto y campeón argentino welter, le puso el broche al 2022 con una trabajosa victoria por puntos ante el cordobés José Pombo, en el estadio Súper Domo.

Sansón Rosa terminó el año de la misma manera que lo empezó: festejando un triunfo en su tierra.

La temporada habia comenzado con la victoria sobre el brasileño Galdino, ante un colmado Súper Domo y con la cual ejerció su primera defensa del cinturón latino WBC.

Y este viernes, el campeón argentino de los welter, le puso el cierre a un gran año con una sólida, pero trabajada victoria en el mismo estadio, donde derrotó por puntos y en fallo unánime del jurado, al cordobés José María Pombo.

Denominado como «La Noche del Campeón», el festival que organizó Puñalada Promotions y fiscalizó la Federación Riojana de Boxeo, tuvo el propósito de permitirle a su hijo pródigo, cerrar el año ante su gente. Y el campeón no defraudó, porque si bien se topó con un duro rival al que no pudo mandar a la lona, terminó ganando con total justicia en las tarjetas del jurado, que tras los ocho rounds de combate, le dieron la victoria en fallo unánime con idénticos números: 80 a 72.

Allí quedó reflejado que Rosa (66.500 kg) se impuso en los ocho asaltos sobre Pombo (67.500 kg), quien en el tramo final de la pelea, soportó el asedio del riojano, con la sola intención de terminar de pie.

Fiel a su estilo, Rosa salió a ser protagonista desde el primer round, logrando marcar diferencias con buenas combinaciones, mucha intensidad y constancia.

La segunda vuelta mostró a un insistente Rosa, buscando con distintas variantes, ante un rival que aguantó e intentó contragolpear, aunque sin llegar a conectar manos claras.

Desde la tercera vuelta, Rosa intentó profundizar el dominio, siendo más incisivo con el cross de izquierda y el gancho a la zona blanda.

Esto provocó la reacción del cordobés, que se mostró más agresivo en el cuatro round, cuando intentó discutirle el predominio al campeón.

Sin embargo, eso no hizo más que encender al riojano, que aceleró en el cierre de la quinta vuelta y lastimó mucho con la derecha en rostro del rival, que a esta altura de la noche, ya comenzaba a mostrar signos del castigo sufrido, principalmente con un corte e inflación en el párpado derecho.

Los tres asaltos finales fueron casi calcados, Rosa buscando la definición que no pudo concretar y Pombo trabando y aguantando, con el solo propósito de escuchar el fallo del jurado, más allá que sabía que la historia estaba sentenciada a favor de su rival.

De esta manera, Sansón ganó nuevamente en su segunda presentación como profesional en La Rioja, cerró el año con siete triunfos (4 por nocaut y 3 por puntos), prolongó su invicto profesional a 18 combates, defendió dos veces una corona latina, ganó y defendió otra, de la misma manera que con el título argentino. En fin una suma de datos más que relevantes que ratifican su gran presente y le permiten mirar hacia el 2023 con grandes expectativas.

Modificaron los recorridos de Rioja Bus tras el temporal

Murió Sinisa Mihajlović, ex futbolista del Inter y entrenador de la selección de Serbia