in

Tras recibir ciudadanía argentina, Diego Jr. pidió “memoria, verdad y justicia” por su padre

Diego Armando Maradona Jr. pidió hoy “memoria, verdad y justicia” por la muerte de su padre y prometió que va a “luchar hasta el último día” por ese objetivo, en una entrevista exclusiva con Télam en Roma, donde recibió la ciudadanía argentina.

“Memoria, verdad y justicia: queremos las tres cosas para mi padre. Voy a luchar hasta el último día de mi vida por eso”, dijo Maradona Jr., de 34 años, en relación al fallecimiento del astro que es materia de investigación por parte de la Fiscalía de San Isidro.

“Creo que la justicia tiene sus tiempos y no quiero apurar a nadie, quiero que se hagan las cosas bien”, agregó sobre el desarrollo de la causa por el fallecimiento del astro futbolístico, el pasado 25 de noviembre.

Maradona Jr. recibió hoy la ciudadanía argentina, en un acto en el consulado en Roma, en un “homenaje” a su padre que lo llenó de “orgullo”.

“Es un orgullo poder ser argentino. Me emocionó mucho, es algo que siempre soñé, que sentía que lo tenía que hacer“, sostuvo Diego Jr. tras el acto en el que participaron el canciller Felipe Solá, el embajador en Roma, Roberto Carlés, y la cónsul general en la capital italiana, Ana Tito.

Diego Jr. nació el 20 de septiembre de 1986 en la ciudad de Nápoles, fruto de la relación de su madre Cristiana Sinagra con el astro argentino, que por entonces era futbolista de Napoli.

Maradona (h) fue primero reconocido por la justicia italiana y en 2016 por el propio excapitán y DT del seleccionado argentino, con quien mantuvo una relación estrecha desde entonces.

La Ley de Ciudadanía Argentina permite obtener la nacionalidad a los hijos de argentinos nacidos en el exterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“Los mismos vecinos dieron aviso a la policía que había una persona de baja estatura que los llamaba y desaparecía”

Ante la negativa de la apertura de paritarias informan desde ARDU un paro de 48 horas