in

El llamado de Quintela a unirse en las diferencias

Fue una semana agitada en lo político y durante el acto de promesa a la bandera en Olta, el Gobernador Ricardo Quintela volvió a destacar la apuesta progresista a la educación que su Gobierno impulsa con el “Plan Rosario vera Peñaloza”. También eligió una referencia a Manuel Belgrano, que podría denotar su sentimiento con referencia a los ataques mediáticos que viene sufriendo: “fue un hombre con ideas renovadoras, que chocaron con la incomprensión e intereses mezquinos de los burócratas rioplatenses de la época”. En lo económico la construcción mostró signos de impulsar el despegue. Y una pregunta surgió luego de las fotos de la semana: ¿por qué la política de La Rioja tiende a reducirse y licuarse en la interna peronista?

En la reciente asamblea de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Papa Francisco pidió una reforma a fondo de la economía, luego de reflexionar sobre que la propiedad privada debía estar sujeta al derecho primario del destino universal de los bienes.

Bergoglio también analizó que la actual pandemia impulsó el recuerdo de que no hay diferencias ni fronteras entre los que sufren y aseguró que llegó el momento de eliminar las desigualdades, para curar la injusticia que está minando la salud de toda la familia humana.

El Papa analizó frente a la Asamblea que salir en mejores condiciones de la crisis actual requerirá el desarrollo de una cultura de la solidaridad, para contrastar con la cultura del descarte que está en la raíz de la desigualdad y que aflige al mundo.

Vaticinando que será necesario luchar contra las causas estructurales de la pobreza, la desigualdad, la falta de trabajo, de tierra y de vivienda, además de la negación de los derechos sociales y laborales.

Que nada cambie

En el mismo sentido, pero desde un diagnóstico meramente político, el economista chileno Aldo Madariaga, doctorado en la universidad alemana de Colonia, advirtió en un artículo en la revista Jacobin que el neoliberalismo no está muriendo.

En cambio, expuso, está atravesando importantes transformaciones que lo convierten en algo especialmente peligroso para la democracia contemporánea.

Develó que según su enfoque el neoliberalismo sobrevive alterando los fundamentos mismos de las instituciones y organizaciones democráticas, aliándose con fuerza a dictadores y tecnócratas que marchan en la misma dirección.

En medio de un proceso revolucionario y de reforma constitucional en Chile, el economista vaticinó que el proyecto neoliberal está preparándoles el terreno a una nueva camada de caudillos de derecha radical en todo el mundo, nacionalistas, conservadores y populistas autoritarios. Madariaga anticipó también que esto representará uno de los mayores obstáculos que deberá enfrentar la política democrática en las próximas décadas.

Aquí Quintela está intentando transformar profundo, al menos dos tópicos complejos. Por un lado avanzó en el reconocimiento y dignidad a sectores y colectivos discriminados culturalmente. Por ejemplo en materia de género y diversidad, el Gobierno impulsó políticas de deconstrucción de las dicotomías de género.

Por otra parte también está avanzando, por ejemplo, en políticas de empleo y producción tanto públicos como privados para lograr una mayor igualdad distributiva y posibilidades de desarrollo económico, para las familias de la provincia. Lo que se traduce en un proyecto que encaminaría a La Rioja hacia desdibujar o aplacar las diferencias de clase.

Ambos planteos, el de la reparación histórica de las discriminaciones culturales o el de la igualdad económica son, al menos, molestos e incómodos. Porque intentan subsanar las causas más profundas de la discriminación y la desigualdad, cuando en realidad las políticas neoliberales prefieren más reparar parcialmente estas injusticias, manteniendo el status quo intacto de los empresarios y privilegiados de la sociedad.

Es una tensión permanente entre los que tienen la posibilidad de acceder a los beneficios del poder político y económico y comienzan a configurar su pensamiento para que nada cambie, o para que mejore la situación de su grupo. Y del otro lado están cientos de miles de trabajadores que sienten la incertidumbre de la precariedad del empleo, los bajos salarios o la discriminación y postergación permanente.

Tal vez haya algo de esta acción política que pueda explicar los ataques mediáticos que sufre el gobierno de Quintela. Porque los “comentarios” publicados exceden lo político y se enmarcan más bien en lo personal. Y eso es, de alguna forma, para sospechar.

Radicales con las patas en la interna del PJ

La foto de Inés Brizuela y Doria junto al Presidente Alberto Fernández y la hija del fallecido ex Presidente Carlos Menem no sólo causó revuelo en las huestes del oficialismo, también movilizó emociones y especulaciones en algunos posibles candidatos opositores como Felipe Álvarez.

La Intendenta esgrimió una audaz maniobra que le puede costar perder a una gran porción del electorado independiente, que cada vez crece más, y que frente a una elección legislativa podría ser clave en la lucha por los liderazgos, sobre todo en la Capital de La Rioja.

Brizuela y Doria pareció haberse metido de lleno en la interna justicialista y su anuncio de una obra pública financiada por Nación desde la vereda del Ministerio de Obras Públicas en Buenos Aires, no la salva del barro peronista. Al menos en las próximas elecciones legislativas que podrían erigir futuros competidores opositores suyos, para la elección capitalina del 2023.

Cerca de Álvarez que es uno de los dirigentes con mejor intención de voto en la Capital de La Rioja examinaron la foto de Inés: “¿quién le va a creer ahora que quiere hacer oposición sincera?”, especularon. Y razonaron, que no sólo mostró apoyo a Fernández, sino también a Zulemita en su aventura de ser candidata a Diputada nacional.

De esta forma, Brizuela y Doria podría estar dejándole el camino liberado a Álvarez, que realizaría una muy buena elección sin depender de los votos radicales, para erigirse como jefe de la oposición en La Rioja.

En un momento de tanta incertidumbre y crisis, la oposición puede resultar un camino tentador para construir poder y en las próximas elecciones se pueden definir liderazgos opositores que posicionen candidatos para 2023.

Álvarez es uno de ellos, Gustavo Galván otro, pero Brizuela y Doria no puede permitirse perder terreno en ese andanivel, necesita fortalecer su liderazgo opositor.

Tal vez la intendenta tenga que pugnar fuerte por posicionar algún candidato o candidata más cercana a su entorno. La foto con Fernández y las alianzas con Zulemita pueden debilitarla en el electorado opositor, coinciden con matices en el oficialismo y en otros sectores de la oposición.

En el mismo sentido, la interna nacional que ventila Juntos por el Cambio en estos días también podría tener injerencia en el armado de listas en La Rioja. Se sabe la cercanía que Álvarez construyó con Horacio Rodríguez Larreta , el jefe de Gobierno Porteño, que pugna con Mauricio Macri por hacerse del mando del PRO. Habrá que ver cómo juega cada uno de ellos, para construir su propio sustento para las presidenciales de 2023.

Las próximas elecciones en La Rioja, parece que serán más importantes para la oposición donde confluyen muchos nombres de diversos orígenes políticos que buscan posicionarse, que para el oficialismo provincial, que aún no muestra signos de disputa, al menos por el armado de las listas.

Es que hay en juego una jugosa porción según muestran varios sondeos, de electores indignados e independientes que quieren expresar en las urnas el descontento. Desde la base electoral que cada candidato o agrupación política tiene, ese electorado hará la diferencia y posicionará candidatos para el turno del 2023 donde se dirimirá el poder en todo el País.

La primera puntada en la recuperación económica

La construcción es una de las actividades que más impulsa el desarrollo económico y el consumo. Dos objetivos, uno a largo plazo y otro más inmediato que se están planteando desde el plan de economía política del Gobierno Nacional.

El informe del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERIC) reflejó en su informe que la variación mensual entre enero y febrero de 2021, mostró a La Rioja con un 26,7% de crecimiento al tope de la tabla de provincias, en cuanto a nuevos puestos de trabajo registrados.

También en materia de empleo, esta semana Quintela puso en marcha la planta de Teknor S.A. que fabricará zapatos de trabajo marca Pampero en el departamento Sanagasta. Allí se firmó un comodato por el inmueble donde funcionará por 30 años.

En 2017, cuando Mauricio Macri era Presidente de la Nación, la empresa cerró y despidió a los trabajadores. Hoy se recuperaron 50 puestos de trabajo en Sanagasta. En total Quintela aseguró que se llevan recuperados en toda la provincia 600 puestos.

Quintela recordó una conversación que tuvo con directivos de la fábrica, donde le confesaron que en una reunión, Macri, cuando era Presidente les había sugerido que cerraran la producción y que importaran.

En la misma línea, otro hecho significativo de esta semana, fue el lanzamiento del “Plan Frutícola 2021”, que incluirá nuevas especies que se adecuen agroclimáticamente a la Provincia, también de acuerdo a las demandas de los mercados nacionales e internacionales. De arranque se distribuirán 150 mil frutales a productores riojanos.

En el acto el Gobernador afirmó que había tomado la decisión de demostrar que se podía cambiar la matriz productiva de La Rioja; analizó que la provincia puede crecer en materia productiva y que se puede hacer agricultura además de ganadería en todos los departamentos.

Sobre la falta de agua para estas actividades se mostró optimista al asegurar: “el agua está y hay que conducirla y llevarla a los lugares donde se la requiere; con perseverancia estoy seguro que saldremos adelante”, concluyó.

Italia recibe a Alberto Fernández mientras avanza en su lucha contra la pandemia

Detienen a un sujeto con pedido de captura: «Estamos en una sociedad que no ayuda en nada»