in

Pandemia: ¿para qué nos tenemos que preparar?

¿Cuánto nos afectará la segunda ola que ya comenzó? En el mundo cada vez más especialistas sostienen que la pandemia debería ser abordada como una sindemia; concepto que denota la interacción de diferentes enfermedades sobre una marcada realidad previa de inequidad social. Tanto en el País como en la Provincia las autoridades pretenden mantener la actividad económica en el nivel más alto que se pueda. En la semana seguramente se tomarán algunas restricciones horarias y de circulación, para evitar el colapso del sistema sanitario.

La pandemia tiene un alto costo económico y social que seguirá aumentando. Para elaborar una idea de la dimensión de lo afirmado, se pueden tomar como base del razonamiento los 60 mil pesos que le cuesta al Estado provincial un paciente por día internado en una unidad de Terapia Intensiva. O sea, este es sólo un ítem de inversión directa de otros tantos, que todos los ciudadanos pagan para sostener el sistema de salud.

A la hora de tomar decisiones con alto costo político, una pregunta a formularse podía ser: Qué costo económico y social tendría una pandemia desbocada, como en Brasil por ejemplo. Pero también cabe debatirse, cuál es el punto de equilibrio para las decisiones que se toman desde los Gobiernos y cuanto influye la responsabilidad individual sobre la lucha contra el Covid19.

La semana cerró en La Rioja con un número muy elevado de contagios para un solo día, más de 90. El denominador común fue un crecimiento exponencial en casi todos los días de la semana. El lunes pasado había sólo 27 positivos. Esta situación encendió todas las alarmas de las autoridades, porque la tendencia es análoga a lo que está sucediendo en todo el País.

Al cierre de este artículo el sistema de salud en general presentaba un promedio de ocupación de camas del 50%, pero se sabe que este indicador puede crecer vertiginosamente en cuestión de días u horas por la forma en que se comporta el virus: su alto nivel de contagio, sobre todo el de las nuevas cepas.

Parece que la segunda estocada de la pandemia ya impactó en el País. El gobernador Ricardo Quintela y su gabinete se encuentran en una suerte de asamblea permanente, para monitorear el avance del covid19 y decidir las acciones a emprender. Si bien aún no hay detalles sobre lo que sucederá, también se sigue de cerca lo que hará el presidente Alberto Fernández en las próximas horas.

¿Alcanzará con apelar a la responsabilidad social e individual?

En un mundo ideal, debería alcanzar. Pero en la realidad, la experiencia de la pandemia en todo el mundo tal vez demuestre que si no se imponen restricciones y reglas claras desde el Estado, es muy difícil preservar el sistema de salud funcionando con eficacia, al menos sin que colapse.

Del mismo modo, la sabiduría y la experiencia adquirida durante todo este tiempo, deberían permitirle al Estado optar por opciones menos perjudiciales para la economía y la sociedad en general como lo que sucede con las cuarentenas absolutas.

Todo indica que el camino por el que se decidirá el Gobierno nacional, tanto como la mayoría de las provincias, será el de implementar fuertes restricciones horarias: De esta forma se permitirá que el mayor número de actividades económicas posibles permanezcan funcionando, pero seguramente algunas de ellas como el comercio, con menor intensidad.

Los más perjudicados por la crisis: niños, adolescentes y ancianos

Un tema muy controvertido es si siguen habilitadas las escuelas en forma presencial y algunas actividades como las formativas en deportes, artes y otras para los niños y adolescentes. Si bien movilizan un número importante de personas todos los días, son actividades fundamentales por las que habría que hacer el máximo esfuerzo para mantenerlas funcionando. Además actúan, al igual que el trabajo, como verdaderos organizadores sociales.

Un artículo publicado recientemente por el periódico británico The Guardian, asegura que en España las demandas de ingreso psiquiátrico de adolecentes se incrementaron de forma exponencial tras la primera ola de la pandemia.

Los doctores e investigadores Gabriel Rubio Valladolid y Francisco López Muñoz aseguraron que hay muchos estudios que muestran las devastadoras consecuencias de la pandemia en los adolescentes. También indicaron que esos resultados requieren una sosegada reflexión y adoptar una serie de medidas para no agobiar más el futuro de los jóvenes.

Los profesionales también enumeraron que las manifestaciones psicológicas más frecuentes en los adolescentes que acuden a las urgencias son las tentativas de suicidio, los problemas de la conducta alimentaria y cuadros depresivos, con predominio de irritabilidad e incapacidad para disfrutar de las cosas con las que antes disfrutaban.

El punto de vista de la sindemia

El término sindemia fue acuñado por el antropólogo médico estadounidense Merrill Singer en los años 90, para referirse a problemas de salud sinérgicos –dos o más enfermedades que convergen- que afectan a una población en el contexto social y económico. Es un concepto que puede ayudar a desarrollar una mirada más integral, a la hora de planificar las medidas para enfrentar la pandemia y luchar contra ella.

Singer aseguró que si realmente se quiere acabar con esta pandemia cuyos efectos han sido devastadores en la gente, la salud, la economía, o con futuras pandemias de enfermedades infecciosas; la lección es que se tienen que abordar las condiciones subyacentes que hacen posible una sindemia.

Richard Horton, editor jefe de la revista científica The Lancet, introdujo en la opinión pública hace unos meses el debate pandemia –sindemia, asegurando que no importa cuán efectivo sea un tratamiento o cuán protectora una vacuna, la búsqueda de una solución para el covid19 puramente biomédica, arriesgó en ese momento, sencillamente fracasará.

Hoy vemos como Chile tiene casi 6 millones de personas vacunadas –uno de los países con mayor vacunación per cápita- y sin embargo está sufriendo un segundo brote más virulento que el primero, con cuarentenas más estrictas y toques de queda.

Horton decía el año pasado, antes de que ninguna de las vacunas estuviera aprobada, que a menos que los gobiernos diseñen políticas y programas para revertir disparidades profundas, las sociedades nunca estarán verdaderamente seguras frente al covid19.

La gestión de gobierno tampoco debería detenerse

Luchar contra una sindemia como proponen muchos expertos, que implica transformar aspectos distributivos, económicos y culturales requiere de decisión política y gestión. No observar solamente al triunfo sobre el Covid19 como el único objetivo en el horizonte, a pesar de lo difícil que sea esta posición de política más integral.

Por varias razones, la actitud de batallar en varios frentes es la que Quintela parece venir asumiendo: acelerar la gestión del gobierno con un objetivo que sobresale de todos, que es generar trabajo de calidad.

Es cierto que ahora el desafío de poder avanzar con ese objetivo se multiplicará, al mismo ritmo que se multiplicarán las camas ocupadas en las terapias intensivas, aunque suene duro. Tendrá el Gobierno que navegar contra la corriente, pero lo peor será bajar la guardia en las metas que se buscan conseguir.

Colaboradores cercanos a Quintela aseguraron que continuarán avanzando en todos los frentes, la lucha contra la pandemia por un lado, pero simultáneamente seguirán generando las condiciones para más y mejor trabajo; además de la fuerte política de vivienda y asistencia alimentaria. En resumen: pan, techo y trabajo.

En ese sentido esta semana que pasó Quintela, junto al ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas y al presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), José Ignacio de Mendiguren, anunciaron una nueva línea de inversión productiva para proyectos estratégicos, que impulsen las cadenas de valor provinciales por un monto total de 1.000 millones de pesos y tasas bonificadas por el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP).

Allí se anticipó que una de las solicitudes que aplicó para el instrumento de financiamiento es la del proyecto de la empresa Cerdo de los Llanos S.A.U. de La Rioja, por un total de 193 millones de pesos que estarán destinados a aumentar su capacidad productiva.

También Quintela anticipó que ya tiene aprobado un proyecto para ensamblar motos en la provincia con un 40% de componentes locales y un 60% importados. Además en muy pocas semanas se pondrá en funcionamiento una planta de cerámica riojana y una planta de vidrio, con un horno financiado por el gobierno nacional. Todo esto en un plan de sustitución de importaciones que se quiere impulsar.

En la semana también se mostró el avance en el proyecto de Ley que ya tiene estado parlamentario donde se adhiere a la Ley Nacional 27.570 de Promoción de la Economía del Conocimiento. El objetivo será promover nuevas tecnologías, generar valor agregado, fomentar el empleo de calidad, facilitar el desarrollo de PyMES y aumentar las exportaciones de empresas que se dediquen a la industria del software; la nanotecnología; la biotecnología; las industrias audiovisuales, aeroespacial y satelital; la ingeniería para la industria nuclear y la robótica, entre otras actividades.

Para la semana que inicia, siguiendo con la premisa de generar empleo sostenible para el desarrollo, se espera que Quintela ponga en funciones al primer grupo de Promotores Turísticos Culturales, que trabajarán en el parque Geológico de Sanagasta –de los dinosaurios- para atender a los visitantes y turistas. Se trata de un Programa que generará empleo para los jóvenes, de calidad y con capacitación y monitoreo permanente; con el que se buscará profesionalizar la atención a los turistas en todos los atractivos de la provincia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con fuerte respaldo, Diputados aprobó la reforma del impuesto a las Ganancias

“Beba” Soria resaltó la media sanción a la reducción del impuesto a las ganancias