in

Chano Moreno Charpentier volvió a los escenarios: “Quiero pedirles perdón a todos”

A tres meses de ser baleado por un policía, el cantante volvió a cantar ante un estadio Luna Park colmado. Fueron más de dos horas marcadas por sus temas como solista y el recuerdo de los clásicos de Tan Biónica

Una noche muy esperada tanto por Chano como sus fans. Después de tres meses de que fuera baleado por la policía en un episodio y de que su vida corriera serio riesgo, el cantante volvió a los escenarios con todo. El Luna Park fue el escenario perfecto para repasar algunos de sus éxitos con Tan Biónica y de su carrera solista. Un templo que conoce muy bien.

En la primera de las tres noches que tendrá en el icónico estadio, el músico agradeció las muestras de cariño de sus seguidores. “Qué linda noche, Buenos Aires. Qué lindo de vuelta estar todos acá. No lo puedo creer. Esta vida es loca y hermosa”, fueron sus primeras palabras ante miles de celulares que intentaban documentar el esperado momento.

Un set variado y contundente de más de dos horas. “Hola, mi vida”, “Mis noches de enero”, “Sonatina en sí sostenido”, “Amor y Roma”, “La despedida al sol” y “Loca”. Con una importante escenografía, con juegos de luces, Chano tuvo su momento de intimidad con los suyos al interpretar “Claramente” y “Momentos de mi vida”.

Renzo Luca (guitarra), La Duke (teclados), Gero Peguino (batería), Agus Bragoni (guitarra), Caro Conzoono (trompeta, saxo, charango y cello) y Milan (bajo) fueron los músicos que acompañaron al excantante de Tan Biónica. “Estoy un poco nervioso con esta situación. Lo primero que quiero es pedirles perdón, a todos, a mi familia… prometo que voy a cambiar, amigos”, destacó. “Los que escribimos, somos autobiográficos. Cuando nos ponemos autocompasivos, nos ponemos en víctimas”.

Su hermano Bambi subió al escenario para acompañarlo con el teclado en “Obsesionario en La Mayor”. Fue uno de los momentos más emotivos de la noche. “Arruinarse”, “La ensalada” y “Mis madrugaditas” también tuvieron su lugar en el set. En el último tramo sonaron “Ella”, “Mecha”, “Carnavalintro”, “Quarentina”, “La melodía de Dios” y “Naistumichiu”. El artista disfrutó la posibilidad de estar nuevamente en el escenario donde disfrutó de cada acorde y se movió con total soltura como en los viejos tiempos. El piberío biónico volvió a latir y hay mucho más por delante.

Chano, su momento más difícil

El músico ingresó al Sanatorio Otamendi el 26 de julio luego de haber protagonizado un confuso episodio. Las primeras versiones indicaron que estaba en su casa de Exaltación de la Cruz junto a su mamá cuando sufrió un brote psicótico, producto del consumo de drogas. Cuando la Policía se hizo presente en el lugar junto a una ambulancia, el artista intentó atacarlos con un cuchillo. En ese momento uno de los oficiales se quiso defender y disparó. La bala impactó en el abdomen de Chano.

Usina de Industrias: Economista invita a la charla “Economía para todos”

Continúa el reclamo de los trabajadores municipales por falta de pago