in

El descargo de Damián Córdoba luego del show que brindó en plena pandemia

El cantante fue filmado brindando un show en un bar de Córdoba Capital, en una provincia que se encuentra al borde del colapso sanitario. «Soy un artista, y el impulso pudo más», se justificó

Este sábado, en plena segunda ola de coronavirus y en una provincia que se encuentra al borde del colapso sanitario, el cantante Damián Córdoba brindó un show en vivo en un bar en Córdoba Capital, violando, así, las restricciones impuestas por el gobernador provincial, Juan Schiaretti.

La ocupación de camas críticas en la provincia es del 87,9 %

Un día después, el cantante salió a dar su versión de los hechos. 

«Estoy muy triste por todo lo que se está diciendo, todo lo que pasó, todo lo que se está hablando. Por eso estoy aquí, para dar la cara y decirles lo que realmente pasó», comenzó diciendo el artista.

A contignación, Córdoba relató: «El sábado estaba en mi casa. Me llega un mensaje de uno de los dueños para invitarme a almorzar al local. Voy con un amigo, me estaban esperando con una mesa al aire libre. Me siento almorzar a almorzar. Mientras estábamos almorzando, un DJ estaba poniendo música. Después de que terminamos de almorzar se suben dos chicas a cantar».

«Créanme, me pusieron entre la espada y la pared. Soy un artista, y el impulso pudo más»

En ese momento, contó que uno de los dueños se acercó a su mesa para preguntarle si quería cantar. «Yo le dije que no, que estaba tranquilo, que había venido a almorzar y que estaba todo bien, que le agradecía, y nada más».

«En ese momento, las chicas siguen cantando, se acerca otro de los dueños a decirme si quería cantar. Yo le dije lo mismo, que no, que estaba tranquilo, y en ese momento la gente comenzó a aplaudir, a silbar», siguió.

«Créanme, me pusieron entre la espada y la pared. Soy un artista, y el impulso pudo más. Y subí», afirmó.

Luego, siguiendo con su relato, contó que comenzó a cantar y que cada comensal estaba en su lugar. Sin embargo, en un momento vio que algunos comenzaron a levantarse de sus lugares. «Dije por dentro ‘esto no está bien’, así que decidí bajarme y decidí irme. Eso fue todo», explicó.

Cabe recordar que cuando los oficiales de la Dirección de Espectáculos Públicos municipal llegaron al lugar, el cantante ya se había ido.

«Quiero aclarar que yo no soy el dueño del local y que no hubo contratación de ningún  tipo. Les pido disculpas, estoy muy arrepentido por lo que pasó y quiero agradecerle a todos infinitamente el aguante que me hacen siempre», cerró Córdoba.

Ferraresi y Quintela entregaron viviendas y visitaron obras en ejecución en La Rioja

El gobernador Quintela intimó al sitio web Perfil para que se rectifique sobre una publicación injuriante hacia su persona