in

Elliot Page y la depresión que sintió antes de transicionar: “Casi me mata”

El actor de The Umbrella Academy habló en una reveladora entrevista a Esquire sobre las presiones a la que fue sometido durante la promoción de Juno y el lugar feliz en el que se encuentra ahora.

Elliot Page ya no tiene la sensación de “huir” de su propio cuerpo que sentía cuando se llamaba Ellen y las productoras le exigían llevar vestidos que no quería. Eso ha revelado el actor canadiense de 35 años en una entrevista reciente con la revista Esquire, casi tres años después de declararse transgénero y convertirse en una de las voces más influyentes de la comunidad trans.

El protagonista de Juno, película que le dio la fama a Page en 2007, relata que durante la promoción de la cinta y durante la temporada de premios “estaba encerrado, vestido con tacones y todo el look: no estaba bien y no sabía cómo hablar de eso con nadie”. A su alrededor, la gente le reprochaba recordándole que tenía fama y dinero y solo tenía que usar un vestido. ”Esa mierda literalmente casi me mata”, dice en la edición de verano de la revista.

La situación también la afectó en medio de las grabaciones. “Durante el rodaje de Inception (2010), prácticamente no podía dejar el hotel donde me hospedaba. Luché con la comida, la depresión intensa, la ansiedad y los ataques de pánico severos. No pude funcionar. Había días en que solo tenía una reunión y salía de mi casa para ir y tenía que regresar. Era incapaz de leer un guión. Leer es una de mis actividades favoritas, pero no podía leer ni un párrafo”.

En el estreno de Juno en el Festival de Cine de Toronto quiso llevar puesto un traje, pero la productora Fox Searchlight le dijo: “No, tienes que usar un vestido”. Y aunque hoy luce un abdomen y brazos tonificados, como se ve en la portada y la sesión de fotos de la revista, en aquella época perdió peso y lidió con ataques de pánico tan severos que en ocasiones la hacían colapsar.

“Todo es es una manifestación de ese trauma y malestar que es un problema desproporcionado para las personas transgénero”, explica el actor nomidado al Óscar por su papel de Juno.

“¡Te voy a matar, maldito maricón!”

Elliot Page, que hizo pública su homosexualidad a los 26 años, empezó su transición física después declararse como persona trans y exigir que se llamara con su nuevo nombre y los pronombres él/ellos. En una entrevista con Oprah Winfrey en 2021 ya había revelado sentirse “atrapado” durante años.

El protagonista de Juno, película que le dio la fama a Page en 2007, relata que durante la promoción de la cinta y durante la temporada de premios “estaba encerrado, vestido con tacones y todo el look: no estaba bien y no sabía cómo hablar de eso con nadie”. A su alrededor, la gente le reprochaba recordándole que tenía fama y dinero y solo tenía que usar un vestido. ”Esa mierda literalmente casi me mata”, dice en la edición de verano de la revista.

La situación también la afectó en medio de las grabaciones. “Durante el rodaje de Inception (2010), prácticamente no podía dejar el hotel donde me hospedaba. Luché con la comida, la depresión intensa, la ansiedad y los ataques de pánico severos. No pude funcionar. Había días en que solo tenía una reunión y salía de mi casa para ir y tenía que regresar. Era incapaz de leer un guión. Leer es una de mis actividades favoritas, pero no podía leer ni un párrafo”.

En el estreno de Juno en el Festival de Cine de Toronto quiso llevar puesto un traje, pero la productora Fox Searchlight le dijo: “No, tienes que usar un vestido”. Y aunque hoy luce un abdomen y brazos tonificados, como se ve en la portada y la sesión de fotos de la revista, en aquella época perdió peso y lidió con ataques de pánico tan severos que en ocasiones la hacían colapsar.

“Todo es es una manifestación de ese trauma y malestar que es un problema desproporcionado para las personas transgénero”, explica el actor nomidado al Óscar por su papel de Juno.

“¡Te voy a matar, maldito maricón!”

Elliot Page, que hizo pública su homosexualidad a los 26 años, empezó su transición física después declararse como persona trans y exigir que se llamara con su nuevo nombre y los pronombres él/ellos. En una entrevista con Oprah Winfrey en 2021 ya había revelado sentirse “atrapado” durante años.

En la entrevista para Esquire también señala los estigmas persistentes hacia las personas trans y otras orientaciones o diversidades sexuales: “Lo que se dice de nosotros es la misma mierda que se dice de las personas LGB: pedófilos, enfermos mentales”. Más abajo advierte que “hay personas en cargos electos que dicen que, esencialmente, las personas transgénero serán responsables del fin de la existencia”.

Por esa razón también evitaba salir de los hoteles. Un día un hombre lo insultó en la calle diciéndole “¡Te voy a matar, maldito maricón!”. Al correr y alcanzar la puerta del edificio, recibió otra amenaza: “¡Por eso necesito un arma!”.

Cuando salió del clóset, Page publicó una selfie con una nota de agradecimiento por los mensajes de apoyo. Uno de los comentarios que le hicieron fue de un hombre que le dijo: “Oh, sí, como si un tipo fuera a escribir algo tan sensible”. Ante eso, Page se lamenta de que en nuestra sociedad se equipare la masculinidad con la ausencia de emociones. “Esa es una forma horrible de vivir”, comenta.

De los mensajes de odio a una “oleada de creatividad”

Además de hablar de sus gustos en la cocina, sus libros favoritos, sus rutinas de escritura y el amor por el ejercicio, en su relato Page manifiesta la “oleada de creatividad” que experimenta hoy día, después de una transición que le ha dado la vuelta al mundo y de asumirse como una voz política de la comunidad trans.

Según cuenta, además de escribir canciones con un amigo de infancia, completó el borrador de un libro y escribió un guión con una amiga. Page suele trabajar con sus amistades y lleva tatuado el nombre o el apodo de algunas en el cuerpo. Una de ellas es la actriz Catherine Keener, que fue a buscar y vivir con Page cuando vivía a solas en un hotel. En su cumpleaños 21, Keener le preparó una fiesta sorpresa a la que asistieron con regalos especiales otros invitados, que terminarían “literalmente tatuados” en su cuerpo.

Sobre su papel en The Umbrella Academy, que estrena este mes su tercera temporada en Netflix, afirma que aprendió “lo especial que es interpretar a un personaje durante tanto tiempo, evolucionar con una familia de personajes”. En la serie, el personaje que interpreta empezará a llamarse Viktor en lugar de Vanya.

La explosión de un depósito en Bangladesh dejó al menos 49 muertos y 300 heridos

Gerardo Morales acusó a Macri de atacar a la UCR y generar una grieta en Juntos por el Cambio