in

Granizo, la película de Guillermo Francella en Netflix, es la más vista en Argentina y en otros 22 países

Estrenado el 31 de marzo, el filme argentino que narra las desventuras de un meteorólogo que entra en desgracia por un mal pronóstico se colocó rápidamente entre los de mayor suceso de la plataforma.

Tener a Guillermo Francella como protagonista para una película argentina parece ser el secreto del éxito. Así se pudo comprobar, una vez más, con Granizo, el filme dirigido por Marcos Carnevale con guion de Nicolás Giacobone y Fernando Balmayor que se estrenó por Netflix el miércoles 30 de marzo.

No es simplemente una forma de decir: los números lo avalan. En Argentina, el largometraje logró posicionarse en 24 horas como lo más visto de la plataforma, estatus que mantiene hasta el día de hoy. Incluso, traspasó fronteras y en otros 22 países también logró escalar a lo más alto. Por caso, en América Latina, este lunes figura en el puesto número uno en Bahamas, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, República Dominicana, Ecuador, Jamaica, El Salvador, Nicaragua, Guatemala, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela. Pero además, también logró alcanzar lo más alto de la plataforma en España, Portugal y Grecia.

Estos datos se desprenden de Flix Patrol, un sitio que se dedica a dar estadísticas sobre los programas de televisión y las películas más populares en VOD y streaming. De allí también se observa que, además, Granizo integra el top ten de otros 30 países en los que una producción nacional nunca había imaginado llegar, como por ejemplo, Baréin, Bulgaria, Croacia, Chipre, Estonia, Finlandia, Hong-Kong, Islandia, Jordania y Kuwait, por solo nombrar algunos. Netflix publicará sus números oficiales en las próximas 24 horas, lo que seguramente revalidará la información que esa web brindó hasta el momento.

En la trama, Miguel Flores -interpretado por Francella- es un meteorólogo admirado por sus seguidores. Es fuente de consulta confiable y es querido por todos. Luego de años de trabajo logró tener su propio programa de meteorología en televisión con una mega producción en el prime time. Pero su vida va a cambiar drásticamente cuando una noche, falle: no advirtió que se venía una gran tormenta con caída de granizo. Entre el repudio generalizado, Flores terminará abandonando Buenos Aires a escondidas para refugiarse junto a su hija en su Córdoba natal.

Otro aspecto destacado de la película son sus efectos especiales. El granizo es claramente un gran protagonista y resultó todo un desafío recrearlo la 9 de Julio y Corrientes, en la Ciudad de Buenos Aires. Al ser avenidas tan concurridas no existía la posibilidad de cortar las calles por días completos para la filmación. Pero durante la mitad del rodaje, por cuestiones asociadas a la pandemia, donde la circulación estaba reducida, pudieron usarse en toda su dimensión y recrear el granizo sin que eso afectara al tránsito.

La creación del granizo fue muy desafiante: se trataba de bolas de diferentes tamaños que fueron desarrolladas con la forma más verosímil a través del trabajo de posproducción. Fue entonces cuando se agregaron piezas digitales como las que chocan contra el Congreso de la Nación y el Obelisco. En el set se usó una base de lluvia y granizo cayendo como referencia, para luego terminar de completar en una etapa posterior con el granizo digital y generar la sensación de una única tormenta. Tal vez lo más trabajoso de este proceso consistió en que, después de cada escena, se debía barrer o juntar bolita por bolita, y secar lo mejor posible el suelo para hacer volver a llover o granizar para la toma siguiente.

Otro de los protagonistas de Granizo es sin duda Osvaldo, el pez mascota de Flores. En total se utilizaron 8 peces en la filmación en Buenos Aires y otros cuatro cuando la acción se trasladó a Córdoba. Aunque todos recibieron el mismo nombre (Osvaldo), los fueron mencionando con un número que acompañaba del 1 al 12. También contaron con un equipo especial de cuidado y adiestramiento animal, que a su vez se hicieron cargo de los perros Kiko y Simón.

La Conmebol anunció un premio extra de 10 millones si una selección de Sudamérica gana el Mundial

Estado presente: «Empleo Joven» logró el trabajo registrado de cientos de jóvenes