in

Lali incendió el Luna Park en una noche épica que inauguró su vuelta a los escenarios

La referente nacional del pop se presentó en el mítico estadio de Buenos Aires para dar comienzo a su Disciplina Tour. Coreografías imponentes, invitados especiales y un repaso por los mejores hits de una artista con un talento y carisma inigualables que convirtió al Luna Park en una verdadera fiesta

Cuánto esperamos esto, no? Gracias por estar acá. A todos, de corazón», fue lo primero que dijo Lali a sus fans que se reunieron expectantes en el mítico Estadio Luna Park este jueves 23 de junio para acompañarla en el primer show de su Disciplina Tour que inauguró su vuelta a los escenarios luego de tres años de no presentarse en su Buenos Aires natal.

«¿Acaso están realmente listos para el mejor show de sus fucking vidas? Vamos a pasarla increíble», anunció la artista pasando en pocos segundos de la emoción a la euforia de reencontarse con su fandom, uno de los más leales y constantes que cualquier artista desearía tener pero que muy pocos poseen.

Coreografías imponentes, invitados especiales arriba y abajo del escenario, múltiples cambios de vestuario, versiones inéditas de sus temas, una puesta en escena monumental, energía, ganas, emoción y pura autenticidad en una noche planeada por la artista de Parque Patricios de principio a fin para regalarle a su público el mejor espectáculo de sus vidas.

La noche comenzó con «Eclipse», uno de sus temas de disco Libra que salió pocas semanas antes de la pandemia y que, por tal motivo, nunca había tocado en vivo. Luego siguió «Asesina», uno de las primeras canciones con los que la actriz teen de la televisión nos anunciaba allá por el 2014 que quería convertirse en una estrella pop. Años más tarde lo logró y con creces.

En la primera parte de las dos horas que duró el show Lali se paseó por algunos de sus primeros hits hasta sus cortes más nuevos: «Tu novia», «Fascinada», «Somos amantes» y «Bailo pa’ mí», fueron algunos de los temas que bailó de igual a igual junto a su troup de bailarines y bailarinas que encendieron el escenario en cada coreo.

Más tarde, cambio de vestuario mediante, llegó «Diva», uno los últimos lanzamientos que la artista reversionó con arreglos de disco y ensambló con «Histeria», «Irresistible» y «Soy», dando lugar al momento más dorado y glamoroso de la noche.

Minutos después cambió el mood y pasó a interpretar sola junto a su micrófono uno de los temas más sentidos y poderosos: «Ego». Poco después, volvió a cambiar la energía y pasó a interpretar «Lo que tengo yo», «Ladrón» – su canción con Cazzu – «Como así» – su tema con CNCO – para luego pasar a recibir al dúo de amigos y artistas Mau y Ricky con los que cantó los dos temas que comparte junto a ellos: «No puedo olvidarte» y «Sin querer queriendo». El bloque cerró con «Caliente».

Entre canción y canción Lali no dudó en conectar con su público de una forma cercana, amigable y espontánea. Agradeció a los que viajaron desde lejos para verla, alzó banderas de varios países y también la bandera LGBTIQ+, recordando con alegría y amor que ese era un espacio para que cada quien fuera quien quisiera ser. «Feliz orgullo, feliz vida», dijo.

Por momentos el show se convertía en una reunión de amigues que se juntaron en el Luna Park para celebrar el arte de una más del grupo. Una conexión potente y fiel que Lali construyó a lo largo de los años y que la distingue como una super estrella de Argentina para el mundo pero con los pies en la tierra.

La parte emotiva volvió de la mano de «No estoy sola» pero se cortó rápidamente cuando Lali entró en escena con un traje de vinilo rojo y los primeros acordes de «Disciplina», uno de sus más recientes trabajos con el que presentó de qué iba su nuevo búsqueda musical: pop caliente, con tintes electrónicos, letras sexuales y la liberación total del espíritu.

«¿Están listos para lo que sigue? Vamos a transformar el Luna Park en una verdadera fiesta. Este es el espítitu de este tour», anunció Lali y, tras interpretar una versión electrónica remixada de «Mil años luz», invitó al escenario a sus amigas y equipo para cantar, saltar y poguear junto a ella y una barra de tragos y alcohol «100 grados», «Tu amor es único» y «A bailar». «Salud, Luna Park. Para ustedes», dijo con un shot en la mano y brindó junto a su público.

Ciudadanos reclaman contra una empresa que vende lotes por la falta de servicios de luz y agua

Gastón Carillo: “Las PYMES representan el 90% de las empresas del país”