in

Paulo Londra lloró al recordar la depresión que lo llevó a los vicios: “Había empezado a…»

El joven cantante y compositor cordobés, que surgió de las competencias de Freestyle, había alcanzado el éxito de su carrera musical cuando ese camino ascendente se vio frenado de repente y postergado por temas legales y que refieren a los derechos de sus canciones e imagen.

A poco de regresar nuevamente a los escenarios y a hacer eso que tanto disfruta como artista, Paulo Londra realizó un vivo desde su cuenta de instagram a fin de charlar con sus fans y promocionar su nuevo corte, un feat que hizo con Duki y que se llama Party en el barrio.

Lo cierto es que resolver su causa judicial contra Big Ligas le llevó alrededor de tres años, viéndose imposibilitado en ese periodo a continuar con su carrera artística. Feliz con esta vuelta y de poder sacar nuevamente su propia música, hizo un sentido descargo.

“La verdad es que no caigo que volví”, comenzó Londra en el live que luego se hizo viral tras ser subido a tik tok donde, en penumbras y mirando a cámara, continuó: “Fueron 3 años en donde estuve encerrado con ansiedad, había empezado a fumar, diciendo, ´eh, que onda culiao´”.

Superando el dolor y la angustia que le provocó verse impedido a exponer sus canciones durante ese periodo de tiempo en que se disputaban los derechos de su música, continuó: “¿Cuándo iba a volver y demostrar lo que sé hacer? Y ahora estamos acá”.

Haciendo un vivo del tema que sacamos con el Duki… y ahí es cuando miro para atrás y digo ‘wow wacho, las cosas que hago y el resultado es gracias a ustedes también que me están bancando”, remató Londra con un nudo en la garganta que le impedía seguir hablando.

Asimismo, los fans y seguidores del joven rapero destacaron que durante el vivo de instagram Paulo casi llora al recordar la depresión que tuvo y el difícil momento que transitó… y sobre todo al ver que logró regresar y poder compartir un feat con uno de sus pares.

Felipe Fort presentó a su novia en las redes sociales

Lionel Messi le grabó un saludo a un nene que terminó su quimioterapia y quería que solo le dijera “hola”