in

Chamical: “Tenemos 260 casos activos y 400 domicilios aislados”

El Director del Hospital Luis Agote de Chamical, Dr. Pablo Maidana, mantuvo comunicación con el Viva La Tarde para hablar sobre la situación epidemiológica de la ciudad y el inicio de clases. Escucha el audio

Sobre la situación epidemiológica de Chamical, manifestó: “Gracias a Dios estamos mejorando día a día, hemos tenido semanas muy complicadas en el departamento, producto de la pandemia. Las últimas dos semanas fueron nuestro pico en cuanto a casos, pero hoy paulatinamente están bajando. Sin embargo, no dejamos de estar atentos, porque a mayor número de casos, mayor número de internados y algunos decesos”.

En cuanto a las medidas tomadas, expresó: “Con las medidas tomadas hace dos semanas atrás se va reflejando de a poco la disminución de casos. Por ello, hemos decidido esta semana no iniciar con las clases presenciales para terminar de aplacar o amesetar la curva de contagios y que la semana que viene tengamos una normalidad un poco más semejante al resto de la provincia”.

A su vez, sobre los casos activos comunico: “Primeramente tenemos 260 casos activos, de los cuales habíamos llegado hace dos semanas a 350, con un 40% de positivos en los testeos, hoy estamos en un 25%, por lo que se refleja la merma de casos. Tenemos cerca de 400 domicilios aislados”.

Además, el doctor se refirió al plan de vacunación en el departamento: “Del porcentaje de población problema vacunada, es decir, la gente con comorbilidades y los mayores de edad, estamos llegando a un 85% o 90% y estamos superando el 50% de la población total vacunada. Es quiere decir que en las próximas semanas vamos a lograr un alto porcentaje de vacunación, precisamente hoy llegaron 1700 dosis para Chamical y 1500 para el resto de los hospitales que abarca nuestra zona”.

“Quiero agradecer al gobernador y al ministro de salud porque el hospital ha cambiado muchísimo”

Licitaron la obra de pavimentación de la Ruta provincial N°29

Se fue a vacunar con su amante el mismo día y a la misma hora que su esposa: terminaron a las trompadas