in

2022, el año en que Twitter pasó de ser la red social favorita de millones a ser un juguete de Elon Musk

La llegada del magnate trajo caos y cambios efímeros en la plataforma. Hoy, la empresa vive días de incertidumbre. Desde la oferta de compra, pasando por la amenaza de un juicio y apagones del servicio, repasamos los hechos más importantes de una adquisición más que problemática.

Twitter, una de las plataformas de redes sociales más populares y con más usuarios de todo el mundo, tuvo su año más convulsionado desde su creación en 2006.

No solo la llegada de Elon Musk a la empresa significó una revolución sin precedentes en Silicon Valley, sino que el proceso de adquisición de la empresa fue una de las operaciones más conflictivas de las que se tenga memoria.

En abril se firmó un acuerdo para la compra, pero luego Musk intentó dar marcha atrás, lo que llevó a Twitter a iniciarle una demanda. Tras meses de declaraciones cruzadas. El magnate aceptó su propio acuerdo y cerró la operación justo antes del plazo ordenado por un tribunal.

La historia de la compra de Elon Musk comenzó en abril, cuando el magnate se hizo de un importante paquete de acciones de Twitter, y se convirtió en el mayor accionista de la empresa. A partir de ese momento comenzó una novela que nadie esperaba.

Los meses antes de la compra
4 de abril: Elon Musk se convierte en el accionista mayoritario de Twitter
El fundador y director ejecutivo de SpaceX y Tesla compró 2900 millones de dólares en acciones de la compañía de redes sociales y con esa movida acumuló una participación del 9.2%

14 de abril: Elon Musk anuncia que quiera comprar Twitter
Elon Musk ofreció comprar Twitter por 43.000 millones de dólares luego de convertirse en el accionista mayoritario de la compañía tras la compra de 2.900 millones de dólares en acciones, que se dispararon positivamente un 18% luego de la noticia.

25 de abril: Twitter acepta la oferta de Elon Musk para comprar la empresa por 44 mil millones de dólares
La plataforma aceptó la oferta del empresario. De esa manera, el magnate compraría la red social a 54,20 dólares la acción, el mismo precio mencionado en su oferta inicial a principios de este mes.

13 de mayo: Elon Musk suspende la compra de Twitter y bajan las acciones de la empresa
En un anuncio por Twitter, el CEO de Tesla comunicó que suspendía de manera provisional la compra de Twitter, a la espera de detalles sobre la proporción de cuentas falsas en la red social: “El acuerdo sobre Twitter queda en suspenso de manera temporal”, expresó el hombre más rico del mundo. Tras este mensaje, la acción del grupo retrocedió un 20% en los intercambios electrónicos previos a la apertura de la bolsa de Wall Street.

6 de junio: Elon Musk vuelve a amenazar con cancelar el acuerdo de compra
El magnate volvió a amenazar con retirar su oferta por Twitter y remarcó, en una nueva presentación ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC), que la empresa del pajarito azul incumplía con los acuerdos firmados al ocultar información sobre la cantidad de cuentas falsas y de spam en la red social.

8 de julio: Elon Musk intenta salirse del acuerdo de compra de Twitter
En una presentación realizada ese viernes, el equipo del CEO de Tesla afirmó que se retiraba del acuerdo porque Twitter estaba en “incumplimiento material” de su convenio y había hecho declaraciones “falsas y engañosas” durante las negociaciones.

19 de julio: Twitter logra que se fije la fecha del juicio por la compra de la empresa
Elon Musk perdió el primer round en la disputa que llevaba adelante con Twitter por intentar bajarse del acuerdo de compra de la red social. Una jueza del estado de Delawere dispuso ese martes la realización de un juicio corto y acelerado.

2 de agosto: Inversionistas de Twitter quieren obligar a Elon Musk a concretar la compra de la red social
Presentaron una demanda colectiva contra Musk con el ánimo de que la compra-venta se concrete. Y lo acusaron de incumplimiento de contrato y del deber fiduciario con los accionistas de la firma.

5 de agosto: Twitter acusa a Elon Musk de engaño deliberado en el juicio por la compra de la empresa
La pelea entre Twitter y Elon Musk entró en un nuevo round. La red social acusó al magnate de realizar declaraciones contradictorias a las pruebas presentadas y de utilizar una herramienta de análisis de spam que llamó a su propia cuenta como un bot.

13 de septiembre: Twitter aprueba la propuesta de compra de Elon Musk por US$ 44.000 millones
Los accionistas de Twitter Inc. aprobaron la propuesta de compra de la empresa por parte de Elon Musk y allanaron el camino para el juicio que iniciaría en octubre para que finalmente se concrete la adquisición.

4 de octubre: Elon Musk acepta comprar Twitter por el precio que se había pactado
Finalmente, el magnate aceptó comprar Twitter por el precio inicialmente acordado de 44.000 millones de dólares. El CEO de Tesla envió una carta a la red social con la propuesta de seguir adelante con el acuerdo y de esa manera se suspendió el juicio.

Twitter bajo el control de Elon Musk: cronología del caos
Cuando el primer día como dueño de la compañía Elon Musk entró a Twitter con una bacha de baño en las manos se supo que las cosas no serían sencillas. O al menos “normales”. Y lo que siguió fue una continuidad de idas y vueltas, declaraciones y tuits contradictorios, y un caos que parece reinar junto con Musk en la plataforma que tiene más de 330 millones de usuarios activos.

27 de octubre: Elon Musk toma el control de Twitter y despide a los principales ejecutivos de la empresa
Elon Musk se convierte en el nuevo propietario de Twitter. Ejecutivos clave de la empresa, como el CEO Parag Agrawal, el director financiero Ned Segal, y Vijaya Gadde, jefa de políticas legales, confianza y seguridad de la empresa, son despedidos.

28 de octubre: Musk anuncia la creación de un consejo de moderación de contenidos
Grupos de defensa de derechos humanos expresan su preocupación por el hecho de que el control de Musk sobre Twitter permita que aparezcan más discursos de odio y desinformación en la plataforma. Musk, que ha prometido públicamente que no quiere que Twitter se convierta en un “infierno de libertad”, pero también ha dicho que está “en contra de la censura que va más allá de la ley”, informa que la compañía formaría un consejo de moderación de contenidos con “puntos de vista muy diversos.”

Respecto a las cuentas suspendidas, como por ejemplo la del expresidente Donald Trump, Musk afirma que no tomará ninguna decisión importante antes de que el consejo se reúna.

29 de octubre: aumentan los insultos racistas en Twitter.
Twitter comienza a combatir las cuentas anónimas que empezaron a tuitear insultos racistas horas después de que Musk tomara el control de la empresa. Yoel Roth, jefe de Seguridad e integridad de Twitter, tuitea que: “La compañía ha visto un pequeño número de cuentas publicar una tonelada de tuits que incluyen insultos y otros términos despectivos”. Y luego agrega que: “Estamos tomando medidas para ponerle fin”.

30 de octubre: Musk comienza a jugar con los cambios en la plataforma.
Se empieza a hablar que Twitter planea cobrar 20 dólares al mes por su servicio de suscripción Blue y los usuarios verificados perderían su marca de verificación azul si no pagan en 90 días.

Musk propone además resucitar Vine, la plataforma de videos cortos que la empresa cerró en 2017.
31 de octubre: Musk asume como CEO de Twitter y hay fuertes rumores sobre próximos despidos en la empresa.
Días después de nombrarse a sí mismo como Jefe de Twitter en su perfil, Elon Musk confirma que es el CEO de la compañía. Se disuelve el consejo de administración de la empresa y el magnate queda como único director de Twitter.

La empresa limita el acceso de algunos empleados a las herramientas internas, frenando así su capacidad para moderar el contenido y hacer frente a la desinformación antes de las elecciones estadounidenses de medio término.

1º de noviembre: Musk sugiere cobrar por la verificación.
El millonario plantea la idea de que Twitter cobre 8 dólares al mes por una marca de verificación azul como parte de un nuevo plan de suscripción. Twitter Blue, de 5 dólares al mes, no incluye la verificación como beneficio.

Musk tuitea que el precio se ajustaría según el país y que la suscripción incluiría “prioridad en las respuestas, menciones y búsquedas, lo cual es esencial para derrotar el spam y las estafas”, así como la “capacidad de publicar videos y audios largos”. Además, informa que habría una etiqueta secundaria para las figuras públicas, como la que se utiliza ahora para los políticos.

2 de noviembre: Musk planea recortar la mitad de la plantilla de Twitter
Bloomberg informa que Musk tiene en mente recortar unos 3700 puestos de trabajo en Twitter, es decir, la mitad de su staff.

3 de noviembre: Musk busca formas de ahorrar gastos.
Musk sigue con la idea de hacer recortes en la empresa y que Twitter dependa menos de la publicidad. Se baraja la idea de cobrar por la publicación de videos y el envío de mensajes directos.

Twitter comunica a sus empleados a través de un correo electrónico que se producirán despidos.

4 de noviembre: comienzan los despidos y caen los ingresos
Varios anunciantes importantes, como General Motors (rival de Tesla) y Pfizer, interrumpen sus campañas publicitarias en la plataforma.

Twitter comienza a despedir empleados y alrededor de la mitad de la fuerza de trabajo de 7500 personas queda cesante.

5 de noviembre: Twitter anuncia el cobro de ocho dólares por el tilde azul.
El plan de pago por verificación aparece en la actualización de iOS. Con Twitter Blue, por ocho dólares, los perfiles obtienen una marca de verificación azul, al igual que las celebridades, empresas y políticos.

Reaparece el ex CEO de la empresa, Jack Dorsey: ofrece palabras de aliento a los despedidos y pide disculpas por la situación: “Soy el responsable de qué todo el mundo esté en esta situación. Hice crecer la empresa demasiado rápido. Me disculpo por ello”, tuiteó Dorsey. Y agregó: “Estoy agradecido y quiero a todos los que han trabajado en Twitter. No espero que eso sea mutuo en este momento”.

6 de noviembre: la verificación paga podría retrasarse. Musk toma medidas contra la suplantación de identidad.
Twitter informa que pospone el lanzamiento de las marcas de verificación del servicio de suscripción mensual de ocho dólares hasta después de las elecciones de mitad de término en Estados Unidos.

Musk advierte que cualquier cuenta de Twitter que se haga pasar por otra sin especificar claramente que se trata de una parodia recibirá una prohibición permanente. Como reacción, algunos usuarios cambiaron su nombre por el de “Elon Musk”, lo que provocó que, obviamente, fueran suspendidos de la plataforma.

9 de noviembre: aparecen cuentas con doble verificación y perfiles falsos con el tilde azul.
El caos en la plataforma es total. Aparece una nueva marca de verificación para cuentas oficiales, de color gris, que dura solo unas horas. La nueva insignia, que acompañaba la leyenda “oficial”, apareció en muchas cuentas de empresas, organizaciones, funcionarios, deportistas y celebridades.

Unas horas después, de manera sorpresiva y sin previo aviso, el check de color gris desapareció y Musk confesó que él mismo había dado de baja a la fugaz etiqueta.

Al mismo tiempo, empiezan a aparecer cuentas y perfiles falsos con el tilde de verificación azul, lo que genera confusión entre los usuarios.

10 de noviembre: Musk advierte que Twitter puede irse a la quiebra.
Musk envía un correo electrónico a sus empleados en el que advierte que: “El panorama económico que se avecina es nefasto.” Además, ordena que: “La prioridad absoluta es encontrar y suspender cualquier bot, troll y spam verificado que haya en la plataforma”.

Yoel Roth, jefe de Confianza y Seguridad de la empresa, y Robin Wheeler, que dirigía el marketing y las ventas en Twitter, renuncian.

11 de noviembre: desaparece la opción de suscripción a Twitter Blue.
Twitter pone en pausa la suscripción a Blue, de ocho dólares al mes, que permitía pagar por la preciada marca de verificación, después de que muchos usuarios estuvieran abusando del servicio para hacerse pasar por empresas conocidas y hacer bromas de mal gusto.

Leé también: Caos en Twitter: suspendieron la verificación de nuevas cuentas por la aparición de perfiles falsos

Por causa de estas prácticas, las acciones de al menos dos importante empresas (la farmacéutica Eli Lilly y la contratista Lockheed Martin) se derrumbaron y ambas firmas tuvieron que comunicar que las cuentas desde donde salían los tuits en cuestión eran apócrifas y no representaban sus opiniones ni políticas oficiales.

Una cuenta falsa de Tesla, otra empresa de Musk, empezó a tuitear mensajes despectivos e incluso se permitió bromear con los atentados a las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001.

Los detractores del magnate dicen que en ese momento Musk dijo “basta” y ordenó suspender las verificaciones pagas en la plataforma.

Diciembre: más caos, idas y vueltas, y más cambios en Twitter para cerrar un año tumultuoso.
Twitter vive actualmente una revolución. Entre otras prácticas nuevas, el nuevo dueño ordenó colocar colchones en oficinas y salas de conferencia para que algunos empleados pasen más tiempo en la empresa.

Para finalizar el año que vivió la plataforma, tal vez el más convulsionado de su historia, repasamos los cambios que sufrió Twitter en el último mes de 2022

► La plataforma suspendió la revisión específica de publicaciones sobre el Covid-19, que se había implementado en marzo de 2020.

► Twitter suspendió cuentas de periodistas que criticaron a Elon Musk. Los afectados habían acusado al magnate de autoritario por eliminar un perfil que tuiteaba la ubicación de su avión utilizando datos públicos.

► Elon Musk preguntó a los tuiteros si debería dejar de ser el jefe de Twitter y los usuarios respondieron afirmativamente. Con lo cual, el magnate prometió abandonar su cargo apenas encuentre a alguien que se haga cargo del puesto.

► Twitter lanzó una nueva función que muestra el número de visualizaciones en los tuits. Con brevísimo recorrido, Elon Musk se arrepintió de de esa novedad tras las quejas de algunos usuarios, que calificaron a esa opción como “desordenada” y poco útil.

► Usuarios de Twitter de todo el mundo reportaron problemas para acceder a la red social durante varias horas entre el miércoles y el jueves, en uno de los mayores apagones desde que Elon Musk compró la plataforma. El magnate minimizó el hecho y respondió que a él la plataforma le funciona bien.

Las perlitas 2022 del mundo del espectáculo: los amores, desamores y nacimientos más resonantes

Identificaron a la mujer que apareció muerta en Berisso y detuvieron a su pareja: investigan un femicidio