in

Bolsonaro dijo que recibe amenazas de que irá a la cárcel si pierde la reelección

El mandatario brasileño realizó declaraciones en una convención de pastores evangelistas donde comparó su situación con la que vive la expresidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, ya que en caso de perder lo amenazan con la prisiión por «actos antidemocráticos».

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, candidato a la reelección el 2 de octubre, afirmó este jueves que se siente amenazado con ser detenido en caso de perder los comicios y comparó su situación con la de la expresidenta de facto boliviana Jeanine Añez, que asumió el poder tras el golpe de Estado de 2019 contra Evo Morales.

«Es muy fácil estar del otro lado y no estar siendo amenazado de ir a la cárcel cuando deje el gobierno. ¿Cuál es la acusación, cuál es el crimen? El mismo por el que fue acusada una señora de nombre Jeanine Añez. expresidente de Bolivia. condenada a 10 años de prisión por actos antidemocráticos. Me suena familiar esa acusación que se hace aquí», afirmó el mandatario ante pastores evangelistas en Guarulhos, en el Gran San Pablo.

Bolsonaro habló en la Convención Nacional de Pastores de la Asamblea de Dios, una red neopentecostal, la más antigua del país, que le prometió apoyo para su reelección en los comicios del 2 de octubre, en los cuales aparece segundo, detrás del líder opositor y exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

El presidente tiene una investigación abierta en el Supremo Tribunal Federal por supuestamente haber diseminado mentiras en una causa sobre las urnas electrónicas, a las que empezó cuestionar el año pasado.

El presidente y sus aliados están siendo investigados por actos contra la Constitución en 2020 y 2021 por Alexandre de Moraes, juez de la corte que también está en el Tribunal Superior Electoral, en un cargo al que llegó por Michel Temer.

Bolsonaro denunció también que es blanco de «presiones» y «chantajes» para designar a los jueces de las cortes superiores y volvió a poner en duda la transparencia del proceso electoral, esta vez diciendo que hay tres jueces electorales que están en su contra y que por eso quiere que las Fuerzas Armadas participen del escrutinio.

El mandatario de ultraderecha defendió la nominación del pastor André Mendonça, que llegó este año a ser uno de los jueces de la alta corte por ser evangelista, y dijo que en el proceso de selección recibió consejos para designar a otro magistrado pensando en que la familia del mandatario se asegure no tener problemas en la justicia en el futuro.

Bolsonaro le dijo a los pastores que busca «imponer vía Fuerzas Armadas, que fueron convocadas por la justicia electoral, que se tengan elecciones transparentes».

Según las encuestas, en los últimos meses el presidente ha recuperado terreno ante Lula entre la población evangelista e insiste en que si la oposición gana las elecciones se legalizará el aborto y se liberalizarán las drogas.

Bolsonaro busca descontarle a Lula los puntos de ventaja que le lleva en las encuestas

Según Datafolha, Bolsonaro amplió a fines de julio su ventaja de cinco a diez puntos sobre Lula entre los evangelistas. El pleito en ese segmento está 43 a 33 para el actual mandatario, según el sondeo.

El presidente tiene tres casos ante la corte que están con pedido de archivamiento por parte de la Fiscalía General, que ha rechazado todas las causas presentadas contra el presidente, entre ellas de prevaricato en un caso de corrupción en la compra de vacunas indias Covaxin contra la Covid-19.

FUENTE: Télam

Marcos Senesi podría jugar en la Premier League

«El Centro de Interpretación de Tamberías del Inca se formará como uno de los atractivos turísticos de La Rioja»