in

Cuáles son los 4 cambios que permitirán a miles de extranjeros trabajar y residir legalmente en España

Pese al alto desempleo, España tiene casi 110.000 puestos de trabajo sin cubrir. Muchos argentinos llegan cada año en busca de posibilidades laborales.

Pese al alto desempleo, España tiene casi 110.000 puestos de trabajo sin cubrir.

El gobierno español aprobó la reforma del reglamento de extranjería que facilitará la contratación de extranjeros en los países de origen y la regularización con fines laborales de los inmigrantes que ya viven en España.

España es el país de la zona euro que tiene actualmente la tasa más alta de desempleo (13,65%) y al mismo tiempo mantiene alrededor de 109.056 puestos de trabajo sin cubrir.

Según datos del ministerio, un 69% de los empleadores declara tener dificultades para cubrir vacantes. Los 4 cambios se dan en estas áreas:

Estudiantes:

Se facilitará la posibilidad de trabajar en España al terminar sus estudios a los cerca de 50.000 estudiantes de países de fuera de la Unión Europea (UE) que cada año se matriculan en el país, y se les permitirá compaginar la formación con el trabajo siempre que no se superen las 30 horas semanales.

Hasta ahora los estudiantes extranjeros tenían limitada la posibilidad de compaginar su formación con un empleo o quedarse en España al terminar sus estudios.

Además, se flexibilizarán los permisos para que los extranjeros puedan obtener un permiso para trabajar por cuenta propia.

Arraigo por formación:

Se creará una nueva figura de arraigo, junto a la laboral, la social y la familiar, para regularizar a los inmigrantes que lleven en situación irregular en España al menos dos años.

Se trata de un arraigo por formación con el que se ofrecerá una autorización de residencia para formarse en ocupaciones en las que se necesita mano de obra y trabajar si consigue un contrato de trabajo.

No serán solo oficios de alta cualificación, como la digitalización, sino también otros como el de soldador, plomero, conductor o carpintero para los que faltan trabajadores con formación.

Tendrán una autorización provisional de un año, prorrogable a otro, para realizar una formación reglada para el empleo y posteriormente podrán solicitar autorización de residencia y trabajo por dos años si presentan un contrato.

La reforma facilitará los requisitos para el arraigo social -permite regularizarse a extranjeros que llevan al menos tres años en situación irregular- al eliminar la exigencia de presentar un contrato de un año, sustituyéndola por la de que el trabajador cobre al menos el salario mínimo.

Contratación en origen:

Se ampliará la contratación de extranjeros en origen, limitada hasta ahora a trabajadores temporales, en «aquellas situaciones que lo justifique» y en profesiones «particularmente deficitarias», como en los sectores del transporte, la hostelería y la construcción, además del campo.

A partir de ahora, estos trabajadores que van a España a trabajar podrán acceder a una autorización de 4 años en la que podrán trabajar hasta 9 meses por ejercicio, con la obligación de volver a sus países después de cada periodo.

Reagrupación familiar:

Los familiares, al recibir el permiso de residencia, también recibirán la autorización de trabajo por cuenta propia y ajena. «Hasta ahora, estas personas recibían un permiso de residencia, pero tenían que esperar para tener el de trabajo, mientras que con los cambios, cuando se renueve la reagrupación familiar, se adquirirá la autorización de trabajo», precisa la consultora.

«El sistema está tan loco que condenaba a la gente a malvivir cuando podía trabajar», una disfunción, denuncia Pinyol-Jiménez, relacionada con el Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura. «Se intentaba mantener y respetar la realidad del mercado de trabajo español, pero se hacía con un instrumento que hacía una radiografía nada realista de la realidad».

FUENTE: C5N

Choque entre motocicleta y automóvil deja una mujer herida

La Selección Argentina jugará un amistoso 10 días antes de debutar en el Mundial Qatar 2022