in

El Mercosur se reúne en Montevideo con una agenda de desafíos internos

Los ejes del cónclave estarán enfocados en profundizar el desarrollo de las cadenas de suministros y acrecentar la complementariedad productiva y económica. Además, evaluarán la decisión de Uruguay de sumarse al Acuerdo Transpacífico.

 Los países que integran el Mercosur se reunían este lunes y hasta el próximo martes en Montevideo en una cumbre que promete una agenda marcada por desafíos internos y debates sobre el comercio, con la expectativa regional por la próxima llegada al poder de Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil.

La cumbre número 61 del bloque regional creado en 1991 servirá, entre otras cosas, para que la Argentina asuma el próximo martes su presidencia pro tempore para profundizar «el desarrollo de las cadenas de suministros» y acrecentar «la complementariedad productiva y económica de los países del bloque», dijeron fuentes diplomáticas.

El cónclave en la capital uruguaya, que se celebra desde de este lunes en el Edificio del Mercosur, la sede del bloque que también integran Uruguay y Paraguay, tendrá un capítulo dedicado al comercio con otros países y bloques, en especial luego de que Uruguay iniciara, la semana pasada, el proceso para sumarse al Acuerdo Transpacífico.

La decisión del presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, y de su canciller, Francisco Bustillo, que contraviene a las normas del Mercosur, encendió las alarmas de Argentina, Brasil y Paraguay, cuyos Ministerios de Relaciones Exteriores reaccionaron con una queja conjunta.

El presidente urguayo y su plan para comercializar con China

Lacalle Pou -que en la última cumbre celebrada en Asunción del Paraguay ya había señalado la idea de su país de avanzar en un tratado de libre comercio con China- dice su país tiene todo el «derecho» para avanzar con ese tipo de acuerdos, que sus socios en el Mercosur consideran «unilaterales» y violatorios de los textos fundacionales del bloque.

Luego de anunciar sus intenciones y de que su Gobierno las formalizara presentando una solicitud formal a Nueva Zelanda, actual presidente del Acuerdo Amplio y Progresista de Asociación Transpacífico (Cptpp), el mandatario uruguayo vaticinó una «entretenida» cumbre del Mercosur.

Lacalle Pou, presidente de Uruguay

Sin embargo, la oposición uruguaya y prensa local han cuestionado la postura de Lacalle Pou, señalando los riesgos que asume al «aislarse» de sus vecinos.

Al respecto, la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales del opositor partido Frente Amplio señaló los anuncios como «fuegos de artificio» y criticó «el apresuramiento y la orfandad de la decisión adoptada».

Fuentes diplomáticas dijeron a Télam que, más allá de la posibilidad real de Uruguay de ingresar a un acuerdo como el Transpacífico -un proceso que se puede extender por años, la jugada de Lacalle Pou debe leerse especialmente en clave interna, como un «posicionamiento» hacia la opinión pública de su país.

La cumbre será además la última del mandato del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y el bloque regional espera por Lula, un presidente que promete revitalizar el Mercosur y que quiere un comercio «inteligente» con otros actores, una línea que venía impulsando la Casa Rosada desde la llegada del Frente de Todos al poder en 2019.

Alberto Fernández participa de una reunión de Mercosur.

La jornada de este lunes estará concentrada en la reunión que mantendrán los cancilleres, que se iniciará con un debate a las 10.30, seguirá con un almuerzo ofrecido por el canciller Bustillo y cerrará por la tarde de este lunes con la Reunión Ordinaria del Consejo del Mercado Común.

El próximo martes será el turno de los presidentes, que se reunirán desde las 9.45 y concluirán pasado el mediodía con el traspaso de la presidencia pro tempore.

FUENTE: Telam

Enzo Fernández lidera las búsquedas en Google

Juan Grabois, a Tolosa Paz: «¿Por qué no me dejás de joder y te bajás el sueldo?»