in

El Papa usó una silla de ruedas por sus dolores de rodilla: “No puedo acercarme a los fieles”

El Sumo Pontífice fue asistido para circular por el aula Pablo IV del Vaticano.

El papa Francisco fue asistido por uno de sus colaboradores, que lo llevó en la silla de ruedas por sus dolores de rodilla. (Foto: AFP)Por: ALBERTO PIZZOLI / AFP

El papa Francisco se mostró este miércoles por primera vez circulando con una silla de ruedas por el Vaticano. Hace dos semanas que el Sumo Pontífice dio a conocer que los médicos no le permiten caminar por problemas en su rodilla.

Francisco padece una artrosis de la rodilla derecha, que le ha afectado un ligamento, pero que no debería haber sido sometido a cirugía, según fuentes vaticanas.

La infiltración de rodilla  es un procedimiento que consiste en inyectar directamente en la articulación algunos medicamentos con efecto antiinflamatorio, analgésico o regenerativo.

El papa Francisco se mostró por primera vez en silla de ruedas. (Foto: AFP)Por: VATICAN MEDIA | AFP

Francisco, que en marzo inició su décimo año de pontificado, ha tenido en las últimas semanas que pedir disculpas a los fieles que asisten a las audiencias por dar la bendición “sentado”, debido a sus problemas en la rodilla derecha que le impiden estar de pie por mucho tiempo.

El miércoles, durante la audiencia general en la plaza de San Pedro, el papa estaba particularmente cansado y tuvieron que ayudarlo a caminar y a levantarse.

Los problemas de salud del papa Francisco:

Francisco tiene problemas también crónicos de ciática, que le suelen causar dolores fuertes, y se sometió a una delicada operación de colon en julio de 2021.

El pontífice no está pasando por un buen momento de salud. Según informó el diario Corriere della Sera, el Sumo Pontífice padece un desgarro de ligamentos que, por el intenso dolor que le genera en la rodilla derecha, le impide caminar y levantarse, así como realizar otras actividades.

Fue él quien contó que le cuesta mucho levantarse de la silla y que los médicos le aconsejaron permanecer sentado. Además, reveló que deberá someterse a infiltraciones y que analiza ir a cirugía para paliar este malestar que tiene desde hace meses.

El papa Francisco debió cancelar su agenda por el intenso dolor que tiene en su rodilla derecha. (Foto: AP)

“Después los voy a saludar, pero hay un problema: esta pierna no va bien, no funciona, y el médico me ha dicho que no camine. A mí me gusta caminar, pero esta vez debo obedecer al médico”, le dijo Francisco a los fieles llegados de Eslovaquia que lo esperaban en el Aula Paulo VI. “Me harán infiltraciones y ya veremos”, añadió. Por el dolor, debió suspender momentáneamente su agenda.

Qué problema de salud padece el Papa Francisco:

Alejandro Druetto (99.324), cirujano de cadera y rodilla y especialista en Ortopedia y Traumatología, explicó que el Papa sufre de una artrosis a nivel de la cadera y las rodillas (la derecha es la más afectada). “En la rodilla derecha, tiene un desgaste del cartílago articular, en la unión entre el fémur y la tibia. Por su edad (Francisco tiene 85 años) y la actividad que tiene, lo que se recomienda es la cirugía, ya que la infiltración en estos casos no cumple ninguna función, salvo la de analgesia, es decir, paliar el dolor”, precisó.

En ese sentido, aclaró: “Cuando la artrosis es leve o moderada, se pueden hacer infiltraciones con factores de crecimiento (células madre) o ácido hialurónico (que cumple una función regenerativa y de lubricación articular), pero en los casos más severos como el del Papa, la indicación más importante es la cirugía de reemplazo articular”.

Según el especialista, en el caso del Papa “se podría hacer una cirugía con una técnica menos invasiva y agresiva, de resección ósea mínima, en el cual se coloca un capuchón de titanio entre el fémur y la tibia. De esa manera, se articula nuevamente, devolviéndole la movilidad y quitando el dolor del paciente”.

Respecto a la recuperación de una cirugía de estas características (que dura unos 45 minutos), Druetto explicó que el paciente empieza a caminar el mismo día de la intervención quirúrgica, asistido por bastones canadienses o andador por 15 días aproximadamente, con una rehabilitación diaria y volviendo a hacer una vida completamente normal entre los 25 y 30 días.

En qué casos sirven las infiltraciones:

Druetto aclaró que las infiltraciones sirven solo en los casos de artrosis leve o moderada.

“Suelen hacerse con factores de crecimiento (células madre) más ácido hialurónico. Solo en los casos leves o moderados, las infiltraciones ayudan a disminuir el dolor, a regenerar tejido (en el caso de las articulaciones lo que se regenera es cartílago) y a devolverle movilidad al paciente afectado”, señaló.

Cuándo comenzó el dolor en la rodilla del Papa:

Francisco, de 85 años, sufre la dolencia desde las primeras semanas del año. El 25 de febrero, El Vaticano confirmó que padecía una gonalgia aguda (dolor en la articulación de la rodilla de forma general), una afección de tipo reumático.

Entonces se le recomendó más reposo y el Papa tuvo que suspender su agenda.

FUENTE: TN

Problemas para Scaloni: se lesionó Lisandro Martínez

Chilecito: Procesaron a un conductor por homicidio culposo agravado