in

El Presidente de Cuba llamó al “combate” en defensa de la Revolución y pidió a sus partidarios salir a las calles

Tras las protestas populares en distintos puntos de la isla, Miguel Díaz-Canel dijo que los manifestantes antigubernamentales defienden “un plan anexionista”.

Tras las protestas surgidas en distintos puntos de Cuba contra el gobierno, el presidente Miguel Díaz-Canel pidió este domingo a sus partidarios que salgan a las calles listos para el “combate” contra las movilizaciones populares que clamaban “libertad”, las primeras en el país desde el 5 de agosto de 1994.

”La orden de combate está dada, a la calle los revolucionarios”, afirmó el mandatario en una comparecencia televisiva especial.

Las movilizaciones populares se produjeron en diferentes localidades del país, como San Antonio de Los Baños, Güira de Melena y Alquízar en la provincia de Artemisa, en el este de la isla; Palma Soriano, en la oriental Santiago de Cuba, Cienfuegos y también en La Habana.

El presidente estuvo este domingo en San Antonio de Los Baños, en las afueras de la capital y principal foco de las protestas. A su regreso a La Habana, el mandatario tildó las movilizaciones como “provocaciones de la contrarrevolución”.

Las protestas antigubernamentales reclamaron “libertad” y proclamaron “¡abajo la dictadura!” cuando el país padece una severa crisis económica y sanitaria derivada de la pandemia de coronavirus.

Las protestas son las primeras que se registran en la isla desde el 5 de agosto de 1994 cuando cientos de cubanos salieron a las calles de La Habana para reclamar “libertad” en medio de una grave crisis económica y social derivada del colapso de la URSS.

Entonces las protestas provocaron una situación de emergencia que derivó en la llamada “crisis de los balseros” cuando unos 40.000 cubanos salieron del país en precarias balsas rumbo a Estados Unidos.

“Un plan anexionista”
”No vamos a permitir que nadie defienda un plan anexionista”, advirtió Díaz-Canel, que sucedió en el cargo a Raúl Castro, hermano menor del fallecido líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, fallecido en 2016.

Y añadió: “No entregaremos la soberanía, ni la libertad. Estamos dispuestos a dar la vida”.

Díaz-Canel reconoció la difícil situación económica que vive la isla, a su juicio agravada por el endurecimiento del embargo y las sanciones económicas aplicadas por Estados Unidos bajo la presidencia de Donald Trump “para provocar un estallido social masivo” en el país.

Además, denunció la existencia de una “feroz campaña mediática” con el objetivo de “fracturar la unidad entre el Partido (Comunista, único autorizado) y el pueblo”.

El presidente criticó también la campaña impulsada en las redes sociales desde hace varios días en demanda de ayuda humanitaria ante la difícil situación sanitaria en varias regiones del país, especialmente en la provincia de Matanzas, donde se ubica el exclusivo balneario de Varadero, a 140 kilómetros de La Habana.

Díaz-Canel calificó como “cobarde, oportunista y perversa” esta iniciativa ciudadana, a la que se sumaron varios artistas internacionales y se replicó en las redes sociales.

”Esos que siempre han estado apoyando el bloqueo (embargo según Washington) y se han servido como lacayos empiezan a aparecer con doctrinas de intervención humanitaria, de corredor humanitario para fortalecer el criterio de que el Gobierno cubano no es capaz de resolver”, afirmó.

¿Cómo cuidarnos de las estafas a través del DEBIN?

El C.O.A presentó la guía oficial de la delegación para Tokyo 2020