in

España culpa a las mafias por la violencia en la frontera con Marruecos

«Si hay un responsable de todo lo que parece ha sucedido en esa frontera, son las mafias que trafican con seres humanos», dijo el presidente español, Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, culpó este sábado a las «mafias» del intento «violento» de más de 2.000 inmigrantes de cruzar el viernes la frontera hispano-marroquí en el enclave de Melilla, mientras que ONGs especializadas denuncian que son 27 los muertos y no 18 como informaron fuentes oficiales.

«Si hay un responsable de todo lo que parece ha sucedido en esa frontera, son las mafias que trafican con seres humanos», dijo Sánchez en una conferencia de prensa en Madrid, antes de elogiar la colaboración de las fuerzas de seguridad marroquíes para frenar el cruce.

Sánchez dijo que se trató de un «asalto violento (…) a una ciudad que es territorio español. Por lo tanto, fue un ataque a la integridad territorial de nuestro país», reprodujo la agencia de noticias AFP.

«En segundo lugar, quiero recordar también que la gendarmería marroquí trabajó coordinadamente con las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado para repeler este asalto tan violento», continuó.

De acuerdo a cifras oficiales, 18 migrantes subsaharianos murieron el viernes en el lado marroquí en un intento masivo de entrar por la fuerza en Melilla, ciudad española enclavada en el norte de África.

Sin embargo, organizaciones especializadas que trabajan en el terreno, como Caminando Fronteras, cuestionaron los números oficiales.

La activista y fundadora de esa organización, Helena Maleno, asegura que la entidad «puede confirmar 27 jóvenes fallecidos» y criticó el trato de las autoridades hacia «las víctimas».

«Agonizaron durante horas bajo la cruel mirada de aquellos que debían socorrerlos y no lo hicieron», se quejó la activista humanitaria, que compartió en sus redes sociales imágenes de la zona en la que se puede ver a migrantes hacinados en el suelo y rodeados de agentes.

Las imágenes fueron reveladas por la Asociación Marroquí por los Derechos Humanos, que advirtió «contra cualquier intento de ordenar el rápido entierro de los migrantes subsaharianos y sudaneses fallecidos sin la apertura de una investigación global, rápida y seria para determinar responsabilidades y carencias».

Al reclamo también se unió la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDH), que calificó lo vivido en la frontera con Melilla de «tragedia insoportable».

«Exigimos una investigación inmediata», dijeron a la agencia de noticias Europa Press y apuntaron contra el Gobierno español como «corresponsable» de la tragedia por la «la externalización de los controles fronterizos».

«Cualquier intento de enterrar urgentemente a todos los migrantes fallecidos sin realizar una investigación adecuada y seria», será visto como un obstáculo «para determinar la responsabilidad de lo ocurrido», sostuvo la APDH.

Por su parte, Maleno se dirigió directamente a Sánchez, al que acusó de «cómplice» por «felicitar a los autores de esta salvajada», en referencia a los elogios que hizo el presidente del gobierno español al accionar de la gendarmería marroquí.

Desde la ONG Solidary Wheels consideraron que las fuerzas y cuerpos de seguridad de Marruecos y España «ejercieron (ayer) uno de los mayores episodios de violencia policial vividos en los últimos tiempos en Melilla» y, llamaron a «esclarecer los hechos».

Los últimos intentos de penetración masiva en España por uno de sus enclaves norafricanos (Ceuta y Melilla), habían sido a principios de marzo, antes del deshielo de las relaciones hispano-marroquíes.

La crisis diplomática entre ambos países se desató después de que España acogiera en abril de 2021 al jefe de los independentistas saharauis del Frente Polisario, Brahim Ghali, para tratarse de Covid-19 en un hospital del país.

Marruecos reivindica como propio el territorio del Sáhara Occidental, una antigua colonia española, y la crisis diplomática se cerró cuando España abandonó su neutralidad histórica entre independentistas saharauis y Rabat, para respaldar el plan marroquí para el territorio, consistente en dotarlo de autonomía.

Winti entregó plásticos para seguir cuidando el planeta

Boca buscará dar el primer golpe ante Corinthians en Brasil