in

India: intentan rescatar a un niño que cayó a un pozo de 24 metros el viernes pasado

El pequeño de diez años es sordomudo. Sus movimientos están siendo controlados por una cámara y aseguran que hasta el momento se encuentra estable.

Comenzó una carrera contrarreloj en India para salvar la vida de un niño sordomudo de diez años, que se cayó a un pozo de 24 metros de profundidad el pasado viernes, en el patio trasero de su casa.

Se trata de Rahul Sahu, quien vive en el estado de Chhattisgarh, en el centro de India. Los rescatistas están intentando perforar un túnel junto al pozo con máquinas excavadoras y grúas, y con la ayuda de personal militar y miembros de la agencia de respuesta a catástrofes.

Según informa la agencia AFP, el niño “respondía bien” a los socorristas que controlan su estado y sus movimientos mediante una cámara.

“Como el niño no puede ni hablar ni escuchar el reto es aún más grande”, señaló el jefe de policía del distrito de Janjgir, Vijay Agrawal. Las autoridades indias mostraron imágenes de los operarios en un estrecho túnel con linternas, extrayendo tierra poco a poco para continuar avanzando con lentitud hacia el menor.

Cómo se está cuidando al nene


Según se dio a conocer, se le está suministrando oxígeno mediante un tubo, y se le pudo hacer llegar una banana para que se alimente.

En cuanto a las tareas de rescate, la perforación del túnel se retrasó por la presencia de rocas muy duras. Además, las dificultades climáticas, sumadas a la presencia de serpientes venenosas y alacranes que aparecen en cuanto se empieza a trabajar sobre el suelo, no ayudaron a avanzar con la rapidez necesaria.

El ministro jefe de Chhattisgarh, Bhupesh Baghel, se mostró esperanzado en que el niño salga con vida del pozo, que en aldeas agrícolas indias suelen ser lugares frecuentes de accidentes mortales, en los que comúnmente están implicados niños pequeños.

La FIFA desestimó el reclamo de Chile y confirmó la participación de Ecuador en Qatar 2022

Semana de las Alergias: Todo lo que debes tener en cuenta para controlarlas