in

La Iglesia rusa cercana a Putin endurece su postura frente a la guerra y cambia a su canciller

Antonio de Korsun, es un religioso de máxima confianza de Kiril, al punto que ya a los 24 años había sido nombrado su secretario privado, recordaron las fuentes vaticanas.

El presidente Vladimir Putin comanda los destinos de Rusia.

El Patriarcado Ortodoxo de Moscú, la Iglesia cercana al presidente Vladimir Putin comandada por el patriarca Kiril (o Cirilo), cambió a su responsable de Relaciones Exteriores en un gesto leído en el Vaticano como un endurecimiento de la posición favorable al conflicto iniciado con la invasión a Ucrania.

A través de un comunicado formal, la Iglesia rusa anunció la noche del martes que el hasta el martes «canciller», el metropolita Hilarion, será reemplazado por el metropolita Antonio de Korsun, de 37 años y exsecretario personal de Kiril.

Hilarion, que desde el inicio del conflicto mantuvo una leve distancia de las posiciones radicalizadas a favor del conflicto que mostraba Kiril, pasará a desempeñarse como administrador de la diócesis ortodoxa húngara de Budapest, en medio del acercamiento del premier de ese país europeo, Viktor Orban, a las posturas rusas.

Según fuentes vaticanas consultadas por Télam, el cambio de nombres dispuesto por Kiril muestra «un paso al costado de Hilarion para mostrar su distancia de la radicalización del Patriarcado Ortodoxo».

Hilarion, de 55 años, que ya había ocupado la jefatura de la diócesis húngara entre 2003 y 2009, aparece como el máximo candidato a suceder a Kiril, de 75 años.

Antonio de Korsun, en tanto, es un religioso de máxima confianza de Kiril, al punto que ya a los 24 años había sido nombrado su secretario privado, recordaron las fuentes vaticanas.

El cambio en las relaciones exteriores del Patriarcado se dan apenas días después de que, mientras Orban forzaba la eliminación de Kirill de la lista de personas sancionadas por la Unión Europea, Hilarion se reunió con el cardenal conservador húngaro Peter Erdo.

Según la nota oficial, Hilarion, uno de los candidatos a suceder a Kirill, agradeció al purpurado de 69 años la «firme posición sobre la inadmisibilidad de incluir a Su Santidad el Patriarca de Moscú y de toda Rusia en la lista de sanciones de la Unión Europea».

Desde el inicio de la invasión rusa, Kirill ha sostenido posturas de justificación de la guerra que provocaron críticas de parte del propio papa Francisco, que decidió postergar un encuentro previsto para el 14 de junio en Jerusalén con el líder ortodoxo.

Kirill, con quien el Papa se reunió en 2016 en el acercamiento más importante entre católicos y ortodoxos en más de 1.000 años, aparece como un aliado cercano a Putin, a través de la sólida alianza electoral que, según analistas, es parte central de las radicalizadas posturas homofóbicas del presidente ruso en busca de complacer a los cerca de 150 millones de ortodoxos del país.

Francisco y Kirill hablaron a mediados de marzo, en medio de la guerra, en una conversación que encontró el rechazo papal a cualquier justificación del conflicto.

«En un tiempo también se habló en nuestras Iglesias de guerra santa o guerra justa. Hoy no podemos hablar así. Se ha desarrollado la conciencia cristiana de la importancia de la paz», planteó Francisco para desactivar las justificaciones ortodoxas.

FUENTE: Telam

El Presidente viaja a la Cumbre de las Américas a «defender» la unidad latinoamericana

Chilecito: allanaron un domicilio en el barrio 80 Lotes y detuvieron a una persona