in

La Justicia británica ordenó desconectar al nene que tiene muerte cerebral tras realizar un reto de TikTok

Una larga batalla judicial se desplegó durante los últimos tres meses. La familia de Archie Battersbee pidió más tiempo y la ONU envió un recurso para que no se efectúe la desconexión.

El pequeño fue diagnosticado con muerte cerebral, pero su familia confía en que pueda existir un milagro. (Foto: El País)

A pesar de los desesperados pedidos de los padres y del recurso de amparo por parte del Comité de Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU, la Justicia británica ratificó la orden para que este martes sea desconectado el nene de 12 años que fue diagnosticado con muerte cerebral tras realizar un peligroso reto viral de TikTok.

Archie Battersbee se encuentra internado en un hospital de Sounthend, Inglaterra, conectado a una máquina que mantiene latiendo su corazón, sin embargo, el Tribunal de Apelación ha decidido ratificar la decisión de la jueza Emma Arbuthnot, que hace mes y medio dictaminó la desconexión del chico.

El fatal reto viral que provocó la muerte cerebral de Archie:

El pasado 7 de abril, Hollie Dance y Paul Battersbee encontraron a Archie inconsciente y con una cuerda rodeándole el cuello. Es por ello que todo indica que estaba practicando un reto de TikTok conocido como “blackout challenge”, el cual consistente en aguantar la respiración lo máximo posible hasta el desmayo.

Rápidamente fue trasladado al hospital y el 31 de mayo, tras los resultados de la resonancia magnética, se confirmó que el pequeño tenía muerte cerebral.

Con este diagnóstico, el equipo médico del Royal London Hospital pidió a la familia la autorización para desconectar a Archie, pero los padres se negaron y comenzó una batalla legal.

La sentencia para desconectar al pequeño:

La jueza Emma Arguthnot dictaminó el 13 de junio que el estado del pequeño era irreversible y que, por lo tanto, debía ser desconectado.

Pero no terminó así. Los padres mantuvieron con su postura y decidieron recurrir la sentencia. Hollie, la madre, cree que “es a Dios a quien le corresponde decidir qué va a ocurrirle a Archie, incluido el momento de su muerte y cómo será esta”.

Los padres aseguran que aquel reto fatal de internet es “la peor pesadilla de cualquier padre”, pero consideran que el pedido de la Justicia es “una violación flagrante de los derechos de Archie como persona discapacitada, de una crueldad extraordinaria”.

El pedido de la ONU para no desconectar a Archie:

El pedido de la familia llegó hasta el Comité de Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU entró en el caso, quien emitió una orden judicial el pasado viernes en virtud de la cual Archie tiene que seguir conectado.

También el Gobierno pidió a los tribunales que tuviese en cuenta “de manera urgente” la petición de la ONU. Ante ello, aceptaron considerar el requerimiento y el caso continuó siendo investigado.

Por su parte, el equipo médico del hospital mantuvo su postura de suspender todo el tratamiento que mantiene con vida al niño.

La madre sostiene que el fallo es de «una crueldad extraordinaria». (Foto: Hollie Dance)

El Tribunal encargado de la apelación decidió el 15 de julio ratificar la primera decisión de la jueza Arbuthnot, considerando que “el tratamiento es inútil”.

“No creo que me esté aferrando a la esperanza, solo estoy pidiendo un tiempo realista para que mi hijo se recupere de una lesión cerebral. Querían apagar la máquina el tercer día. ¿Cuál es la prisa?”, dijo su mamá.

A pesar de los intentos por parte de los organismos internacionales, la Justicia ratificó la sentencia para que este martes Archie sea desconectado.

FUENTE: TN

Día del Trabajador Gastronómico: ¿Cómo se encuentra el sector?

El precio de los alimentos trepó 11% en julio