in

Lula da Silva lanzó su candidatura presidencial y pidió elegir “entre democracia y autoritarismo”

El expresidente encabeza una coalición progresista bajo el nombre “Vamos juntos por Brasil”. Su compañero de fórmula será el liberal Geraldo Alckmin.

Lula da Silva lanzó su candidatura a presidente. (Foto: AFP/Nelson Almeida).

El exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva presentó este sábado su candidatura a las elecciones presidenciales, para las que todas las encuestas lo sitúan como el máximo favorito por delante del actual gobernante, el ultraderechista Jair Bolsonaro. En su discurso, Lula presentó los comicios como una elección “entre democracia y autoritarismo” y llamó a “reconstruir” el país.

“Estamos dispuestos a trabajar no solo por la victoria el próximo 2 de octubre, sino para la reconstrucción y transformación de Brasil, que será mucho más difícil que ganar la elección”, dijo Lula durante un acto en San Pablo ante unos 4.000 miembros y simpatizantes de su Partido de los Trabajadore (PT) y otros partidos de izquierda que apoyan su candidatura.

“Es un momento muy especial en mi vida, especial por contar con ustedes, por haber conseguido por la primera vez juntar todas las fuerzas políticas progresistas en torno a mi campaña”, afirmó Lula.

“Brasil tendrá la oportunidad de decidir qué país será durante los próximos años y para las generaciones venideras. ¿El Brasil de la democracia o del autoritarismo? ¿De saber y tolerancia o de oscurantismo y violencia? ¿De educación y cultura o de revólveres y fusiles?”, planteó.

Los últimos sondeos otorgan al líder del progresista Partido de los Trabajadores (PT) cerca de un 45 % de las intenciones de voto, frente al 30 % que obtendría Bolsonaro, líder de la extrema derecha brasileña, en los comicios del próximo 2 de octubre.

La candidatura de Lula se daba como un hecho desde hacía meses, pero sólo este sábado se postuló como aspirante a la Presidencia de Brasil, cargo que ocupó entre 2003 y 2010.

“Vamos juntos por Brasil”


El exgobernante logró sumar a su causa a todas las fuerzas progresistas, con el objetivo de crear un frente lo más amplio posible capaz de enfrentar a los partidos de derecha y ultraderecha que están con Bolsonaro, quien intentará renovar su mandato.

Esa coalición se presentó hoy bajo el nombre “Vamos juntos por Brasil”.

Con una enorme bandera de Brasil de fondo, Lula, de traje pero sin corbata, realizó un discurso en defensa de la soberanía de Brasil y del impulso social durante su Gobierno (2003-2010).

“Tenemos una causa: restaurar la soberanía de Brasil”, indicó el exmandatario, quien añadió que el Gobierno “irresponsable y criminal” de Bolsonaro está desmontándola, “destruyendo las políticas públicas de millones de brasileños”.

En un guiño a los ambientalistas, Lula criticó duramente la “devastación” que el actual Gobierno permite en la Amazonia. “La defensa de la soberanía no se limita a la importantísima misión de proteger nuestras fronteras. También es defender nuestra riqueza mineral, nuestros bosques, nuestros ríos, nuestros mares, nuestra biodiversidad”, dijo.

“Cuidar el ambiente es, ante todo, cuidar a las personas. Buscar la convivencia entre el desarrollo económico y el respeto por la flora, la fauna y el ser humano. La transición hacia un nuevo modelo de desarrollo sostenible es un desafío global”, continuó. También llamó a proteger los derechos de los pueblos originarios, en un momento en que Bolsonaro busca restringirlos para explotar sus tierras.

“Para gobernar bien, un gobernante debe tener la sensibilidad de sufrir con cada injusticia, cada tragedia individual y colectiva, cada muerte que pudiera evitar. Desafortunadamente, no todos los gobernantes son capaces de comprender, sentir y respetar el dolor de los demás”, lanzó en una crítica a Bolsonaro.

“No es digno del título un gobernante que es incapaz de derramar una sola lágrima frente a los seres humanos que hurgan en la basura en busca de comida, ni frente a los más de 660.000 brasileños asesinados por el COVID-19. Se puede hacer llamar cristiano, pero no tiene amor por su prójimo”, continuó.

En una crítica a la pollítica exterior de Bolsonaro, Lula también llamó a “defender la integración de América del Sur, América Latina y el Caribe. Fortalecer el Mercosur, la Unasur, Celac y los BRICS. Establecer libremente las alianzas que más le convengan al país”.

Geraldo Alckmin, el candidato a vice

Gerardo Alckmin, el candidato a vice de Lula, participó de manera virtual por tener covid. (Foto: AFP/Nelson Almeida).


En el acto de este sábado participó de forma virtual, tras dar positivo por covid-19, el exgobernador de Sao Paulo Geraldo Alckmin, un veterano político liberal, ferviente católico y quien será a candidato a vicepresidente de la fórmula de Lula.

“Cuando Lula me extendió la mano, vi en ese gesto mucho más que una señal de reconciliación entre dos adversarios históricos, vi un llamado a la razón”, dijo Alckmin en un video.

La elección de Alckmin, queen fue el adversario de Lula en las elecciones de 2006, es un giro al centro de Lula y un gesto para mostrar una imagen de moderación económica, sobre todo frente a los mercados financieros.

“Vamos a probar que la economía y la justicia social no son cosas opuestas”, indicó.

“Nunca ha sido tan fácil elegir. Nunca ha sido más necesario tomar la decisión correcta. Pero hay que decirlo claramente: para salir de la crisis, crecer y desarrollarse, Brasil necesita volver a ser un país normal, en el más alto sentido de la palabra”, dijo Lula sobre el final de su discurso.

“No más amenazas, no más sospechas absurdas, no más chantajes verbales, no más tensiones artificiales. El país necesita calma y tranquilidad para trabajar y superar las dificultades actuales”, continuó.

Lula tambiém contó que se casará este mes con su novia, la socióloga Rosângela Silva, conocida como Janja. “Una persona de 76 años, con ganas de casarse, enamorada como estoy, sólo puede querer hacer el bien en este país”sostuvo y prometió “ganar esta disputa por la democracia repartiendo sonrisas, amor y cariño”.

La violenta pelea entre Alfredo Casero y Luis Majul: furia, gritos y amenazas en televisión

Una chica denunció que la drogaron, la llevaron a un hotel donde la torturaron y la violaron