in

Máxima tensión entre EEUU y China: las claves del choque por Taiwán

El conflicto se remonta a 1949 tras el fin de la guerra civil que desembocó en la fundación de la República Popular.

Taiwán se encuentra en medio de un conflicto entre China y EEUU

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, llegó este martes a Taiwán, en una visita que provocó un fuerte aumento de la tensión entre Washington y Beijing, que considera a esa isla como una “provincia rebelde”.

Se trata de la primera visita de un funcionario norteamericano de alto rango en los últimos 25 años, desde que el entonces presidente de la Cámara, Newt Gingrich, llegó a Taipei en 1997.

Pelosi, de 82 años, es una de las figuras políticas más importantes en el gobierno de Joe Biden. No por nada es la segunda en la línea de sucesión a la Casa Blanca detrás de la vicepresidenta Kamala Harris. Al aterrizar en Taipei, capital de la isla, fue recibida por el canciller taiwanés, Joseph Wu.

En respuesta, China envió una serie de aviones militares y anunció operaciones con “fuego real”. Beijing considera que Washington cruzó una línea roja.

Por qué China considera una provocación la visita de Nancy Pelosi a Taiwán:

Las relaciones entre China y Estados Unidos han sido conflictivas desde la creación de la República Popular fundada por Mao Tse Tung en 1949 tras una guerra civil de cuatro años contra las tropas del Kuomintang, el movimiento nacionalista chino encabezado por Chiang Kai-shek.

El ejército derrotado se refugió entonces en la isla de Taiwán y allí formó un gobierno al que consideró una continuidad de la República de China fundada tras la caída de la dinastía Qing en 1911.

Protestas ante la Casa Blanca contra la visita de Nancy Pelosi a Taiwán (Foto: REUTERS/Ann Wang)Por: REUTERS

Un año después, en medio de la guerra de Corea (1950-53), Estados Unidos se convirtió en un aliado clave de Taiwán en plena Guerra Fría.

Recién en 1971 la República Popular China reemplazó a Taiwán en Naciones Unidas. Y ocho años después, Washington reconoció formalmente a Beijing.

Sin embargo, Estados Unidos siguió suministrando armas a Taiwán para ayudar en su defensa ante los insistentes reclamos de China por la unificación. Hoy solo un puñado de países centroamericanos y del Caribe reconoce a Taiwán como una nación soberana.

EEUU sigue siendo un aliado clave de Taiwán:

A pesar de que Washington no reconoce en la práctica a Taiwán, es hoy su principal aliado en el mundo. Incluso sigue siendo su principal proveedor de armas, lo que ha desatado periódicas crisis con China.

En las últimas décadas los vínculos entre China continental y Taiwán han pasado por diferentes etapas de acercamiento y conflicto. A fines de los 80 se autorizaron viajes para reunificación familiar y en los 90 se dio por terminado el estado de guerra.

Pero a mediados de los 90 la situación se agravó después que Taiwán convocó a su primera elección presidencial por sufragio universal. Entonces China lanzó misiles cerca de las costas taiwanesas.

China prevé reunificar el país por medios “no pacíficos”

El enfrentamiento fue creciendo con el correr de los años y en 2005 China aprobó la llamada “ley antisecesión” que autoriza medios “no pacíficos” para la unificación en caso de que Taiwán declare su independencia formal.

Tres años después se reanudó el diálogo bilateral que desembocó en un acuerdo marco de cooperación económica. Incluso los presidentes chino y taiwanés se reunieron en 2015 en Singapur, en un hecho inédito.

Pero la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos inauguró un período de mayor crisis con China después que autorizó una importante venta de armas a Taiwán y aumentó sus vínculos con la isla.

La situación derivó en un pico de enfrentamiento en los últimos años con amenazas cruzadas. Beijing reafirmó en varias ocasiones que está dispuesto a recuperar por la fuerza la “isla rebelde”, mientras que Taiwán, a través de su presidenta, Tsai Ing-wen, anunció en 2020 que el territorio es “un país”.

Desde entonces son sistemáticas las violaciones del espacio aéreo taiwanés por parte de cazas chinos.

La llegada de Joe Biden a la Casa Blanca no cambió el estado de tensión en Taiwán:

La asunción de Biden no calmó las aguas en medio de una relación agravada por un serio conflicto comercial. El mandatario afirmó incluso que Washington está dispuesto a defender a Taiwán en caso de un ataque chino.

La visita de Nancy Pelosi es solo el último capítulo de una fuerte tensión en el área. El 28 de julio, el presidente chino Xi Jinping le advirtió a Biden por teléfono que no “juegue con fuego” y le advirtió de las graves “consecuencias” que tendría una visita de Pelosi a la isla.

Pero la Casa Blanca sostiene que “tiene derecho de visita”. Pelosi ya se encuentra en Taipei y la crisis amenaza con agravar la ya fuerte tensión entre Estados Unidos y China.

FUENTE: TN

El partido entre Independiente y River sufrió un cambio de horario

Alberto Fernández le tomará mañana juramento a Sergio Massa