in

ONU pidió a los talibanes levantar la prohibición contra las mujeres

La medida del régimen fue tomada a fines de diciembre y generó el repudio de muchos países.

Después de que el gobierno de Afganistán tomara la decisión de prohibir a las mujeres estudiar en la universidad y trabajar en organizaciones no gubernamentales (ONG), el representante de la Organización por las Naciones Unidas (ONU) en el país, Markus Potzel, pidió que se levante la medida en una reunión con Mohamed Jalid Hanafi.

Muchos países y organizaciones expresaron su rechazo a la medida impuesta por el régimen talibán, e incluso cesaron sus actividades en el país como respuesta a la decisión. Reunido en persona con el ministro talibán en funciones para la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio, Potzel sostuvo que estas prohibiciones son «un acto discriminatorio contra las mujeres» y remarcó que «están impidiendo que los afganos reciban una ayuda imprescindible para sobrevivir».

Asimismo, el representante adjunto de la ONU en Afganistán resaltó el impacto negativo que tuvo la medida en la economía afgana y pidió al ministro que contemple «el levantamiento urgente».

Al momento de anunciar la prohibición, el ministro de Economía de Afganistán indicó que «ha habido graves quejas por el incumplimiento del hiyab islámico y otras normas y reglamentos relativos al trabajo de las mujeres en las organizaciones nacionales e internacionales».

Como resultado, ONG’s como Save the Children, World Vision International, CARE International, el Norwegian Refugee Council (NRC) y la ONU decidieron suspender temporalmente sus programas en el país desde entonces.

Julián Álvarez aportó para el triunfo de Manchester City

China reabrió la frontera con Hong Kong en medio del rebrote