in

Presos a la guerra: la nueva estrategia de Rusia para reemplazar la constante baja de soldados en Ucrania

Las Fuerzas Armadas de Kiev calculan que 37.000 soldados rusos murieron desde el comienzo del conflicto y Moscú tiene problemas para reemplazarlos.

Rusia está teniendo serios problemas para reemplazar a las numerosas bajas de la guerra en Ucrania. Con 37 mil soldados muertos en más de cuatro meses de conflicto, según cifras divulgadas por Kiev, Moscú comenzó a jugar una carta polémica: el reclutamiento de prisioneros a lo largo de cárceles de todo el país.

La tarea está a cargo del contratista militar privado Wagner, una organización fantasma vinculada con el Kremlin y considerada el ala paramilitar de Moscú. Lo reveló la ONG Gugalú.net, fundada en 2021 para defender los derechos de los reclusos rusos.

Los mercenarios de Wagner y el Servicio Federal de Seguridad (FSB) ofrecen a los convictos no solo combatir en la guerra, sino trabajos en la reconstrucción de zonas devastadas por los combates o en el desminado de los territorios ocupados.

Por qué Vladimir Putin busca convictos para la guerra y no llama a una movilización general
El presidente Vladimir Putin ha evitado a toda costa convocar a una movilización general.

Oleg Ignatov, analista ruso del Crisis Group, dijo a TN que el motivo es bien simple: “En caso de movilización, el Kremlin tendrá que cambiar la narrativa oficial de que esto no es una guerra, sino una operación (militar) especial, y reestructurar la economía”.

“Además, al Kremlin le preocupa que la movilización conduzca a una disminución de la popularidad del presidente y de la operación especial. Una cosa es apoyar pasivamente la guerra y otra cosa es participar uno mismo en ella”, comentó.

Pero Moscú viene recibiendo una dura factura militar por la guerra, enfocada hoy en la región separatista del Dombás.

Según el Estado Mayor del Ejército de Ucrania, hasta los primeros días de julio murieron “unos 36.900″ soldados rusos. Además, Kiev se atribuyó la destrucción de 1.637 carros de combate, 828 sistemas de artillería y 247 lanzacohetes múltiples autopropulsados y blindados.

Cómo son las campañas de reclutamiento en las cárceles rusas
Un informe de la ONG Gugalú.net citada por The Moscow Times reveló que las nuevas campañas de reclutamiento se realizaron en colonias penales en ciudades rusas como San Petersburgo, Tver, Ryazan, Smolensk, Rostov, Voronezh y Lipetsk.

El periódico dijo que alrededor de 300 prisioneros en la república de Adigueya, en el sur de Rusia, aceptaron unirse a las fuerzas rusas en Ucrania.

Unos 70 convictos aceptaron sumar al ejército en dos prisiones de Nizhny Novgorod, según familiares de los reclusos contactados por la ONG.

El grupo Wagner, conformado por mercenarios y al que se le atribuyen simbologías nazis, ofrece a cambio jugosos salarios y un importante seguro de vida.

Rusia instala unidades móviles de reclutamiento en zonas remotas del país
Pero el Kremlin no busca soldados solo en las cárceles. También organizó centros de reclutamiento móviles en varias ciudades del interior del país, en especial en las zonas más remotas.

Los contratos ascienden a unos 2900 dólares mensuales por cuatro meses de servicio, cuatro veces el salario promedio, según un anuncio publicado en la ciudad de Tula, 200 kilómetros al sur de Moscú, citado por The Moscow Times.

De acuerdo al periódico, para compensar las pérdidas sufridas, Rusia ya redireccionó a Ucrania sus contingentes militares estacionados en las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur. Además, envió a luchar a territorio ucraniano a sus soldados en Siria y a mercenarios del Grupo Wagner desplegados en distintos países de Africa.

Se terminó la novela: Robert Lewandowski, con un pie adentro del Barcelona

Es oficial: Ricardo Gareca ya no es el técnico de la Selección de Perú