in

Tiene 23 años y es “madre” de 34 hijos: “Me levanto a las 4 para preparar la comida para todos”

El menor tiene 5 meses y el mayor 16 años. La joven vive en Malawi y a través de su cuenta de TikTok muestra su vida.

Tusayiwe Mkhondya subió un video en el que muestra su rutina matutina para los 34 «hijos» que tiene a su cargo en Malawi. Madre soltera desde los 18 años, la joven está a cargo de huérfanos, niños de la calle y madres adolescentes a través de la organización You Are Not Alone (No estás solo), que abrió cuando ella misma se encontró sola y desamparada.

Su vida fue igual de desgarradora que la de la mayoría de los niños a los que ayuda. A los 9 meses fue abandonada por sus padres, con 6 años comenzó a sufrir abusos sexuales y a los 16 quedó embarazada y debió afrontar su maternidad en soledad.

Con un hijo, siendo muy joven y en el abandono total, a la edad de 18 años creó Yana y encontró la manera de salir adelante. Colaborar con otras mujeres y niños que pasaban por lo mismo que ella fue su manera de salvarse a sí misma. No es una tarea sencilla, pero sirve para cambiar muchas realidades, entre ellas la suya.

Los niños en su refugio van desde los cinco meses hasta los 16 años y ella tiene una rutina muy agotadora cuando se trata de cuidarlos.

«Siempre pensé que los abusos que sufrí fueron mi culpa porque en vez de luchar y gritar me quedé congelada», contó en su cuenta al referirse al momento en que decidió dar un cambio a su vida. Es que tras mucho tiempo de batallas internas se animó a alzar la voz. La poca atención que recibió fue la que la llevó a convertirse en activista.

En su cuenta @tusaiweyana, dijo: «No todos los niños están abandonados. Algunos son huérfanos, algunos tienen un solo padre, algunos tienen ambos padres pero han sido abandonados por esos padres». Según contó, su día comienza a las 4 am y desde tan temprano ella prepara toda la comida para los niños, incluidos sándwiches, cenas calientes y cajas de jugo.

La vida con 34 «hijos»
“Soy la única que cocina para los niños menores de 5 años y cada niño tiene sus propias tareas matutinas, todos colaboran para preparar la comida”. Cuando el día termina ella en realidad es cuando vive sus momentos más intensos: «Los niños se acuestan a las 7 p. m., pero el turno noche realmente comienza en ese momento, ya que muchos bebés se despiertan para tomar leche».

“Tengo que alimentarlos y también cambiarles los pañales. A su vez aprovecha ese momento para comenzar también con el trabajo para el día siguiente”.

Su objetivo, más allá de darle un lugar para comer, dormir y bañarse, es brindarle a los jóvenes y niños: «Educación, empoderamiento, empoderamiento y habilidades».

A pesar de tener apenas 23 años, ella sueña a lo grande para su ONG. Es que en la actualidad, ella y los 34 niños viven amontonados en una vivienda de tres ambientes: «Una vez que tengamos la tierra, espero podamos construir hostels este año para poder recibir y ayudar a más niños abandonados, y niños que viven en las calles».

¿Luis Suárez a River?: versiones cruzadas alimentan las expectativas de los hinchas

Emilia Mernes sorprendió a Duki con un costoso regalo