in

Tres puertos reiniciaron su trabajo tras el acuerdo para exportar los granos bloqueados

Los cereales serán sacados por el mar Negro hacia el Mediterráneo a través del estrecho del Bósforo, en la ciudad turca de Estambul, donde personal de la ONU y funcionarios turcos, rusos y ucranianos coordinarán las exportaciones antes de su salida a los mercados mundiales.

Los puertos de Odesa, Chornomorsk y Pivdennyi reanudaron su trabajo

Los tres puertos ucranianos designados para las exportaciones de cereales «reanudaron su trabajo», aunque aún son necesarios esfuerzos para garantizar la seguridad de los envíos, anunció este miércoles la marina ucraniana.

«En el marco de la firma del acuerdo sobre el desbloqueo de los puertos ucranianos para la exportación de cereales, los puertos de Odesa, Chornomorsk y Pivdennyi reanudaron su trabajo», indicó la flota ucraniana en Telegram.

«La salida y la entrada de los barcos a los puertos marítimos se harán formando una caravana que acompañará al primer buque. Pero esto estará precedido por el arduo trabajo de los hidrógrafos» para determinar rutas seguras, prosiguió la armada ucraniana.

Ucrania declaró el lunes que esperaba se retomaran esta semana las exportaciones de granos, cruciales para la seguridad alimentaria mundial, puesto que los precios de los alimentos se han disparado desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero.

Ucrania y Rusia sellaron un acuerdo a través de la mediación de Turquía y bajo los auspicios de la ONU para desbloquear unos 25 millones de toneladas de cereales que se encuentran en los puertos ucranianos.

Los cereales serán sacados por el mar Negro hacia el Mediterráneo a través del estrecho del Bósforo, en la ciudad turca de Estambul, donde personal de la ONU y funcionarios turcos, rusos y ucranianos coordinarán las exportaciones antes de su salida a los mercados mundiales.

Los barcos serán inspeccionados para garantizar que lleven cereales y fertilizantes y no armas.

Sin embargo, los responsables ucranianos reiteraron que no confían en Moscú para garantizar la seguridad de los envíos.

El Kremlin, por su parte, aseguró que no ve ningún obstáculo para reemprender las exportaciones.

Pero los buques deberán esquivar las minas marinas, esparcidas por las fuerzas ucranianas para protegerse contra un asalto anfibio ruso.

«Nuestros militares continúan haciendo su trabajo (…) para restaurar el funcionamiento del transporte marítimo con el fin de evitar una crisis alimentaria mundial», informó la marina ucraniana.

Mientras tanto, Turquía inauguró formalmente el centro en Estambul encargado de coordinar la actividad que permitirá el envío de granos por primera vez en cinco meses de guerra.

El Centro de Coordinación Conjunta (CCC) se encargará de efectuar las inspecciones de los buques que salgan y lleguen a Estambul para garantizar que sólo transportarán cereales y no armas.

Instalado en el seno de una Academia militar, el centro estará dirigido por «cinco representantes de Rusia, Ucrania y la ONU, así como de Turquía, tanto militares como civiles», precisó el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, en una breve ceremonia.

«Los que trabajen aquí saben que los ojos del mundo están puestos en ellos», agregó el ministro, citado por la agencia de noticias AFP.

Además, subrayó la importancia de este lugar, por la contribución que tendrá en dar respuesta «a las necesidades humanitarias y a la paz colectiva».

FUENTE: Télam

Florencia López: «Evita era energética en la pelea con aquellos que pretendían arrebatar cosas a los humildes»

Kreplak: «Argentina es pionera en vacunar contra la covid a menores de 3 años»