in

Ucrania rechazó el «alto el fuego» propuesto por Putin por la Navidad ortodoxa

El presidente de Rusia le había pedido a su contraparte que tome una medida similar. Pero, desde el gobierno de Volodímir Zelenski, le respondieron que primero deben retirar sus fuerzas invasoras. 

Ucrania rechazó la oferta del presidente ruso, Vladimir Putin, de un cese del fuego de 36 horas por la Navidad ortodoxa, afirmando que no habrá tregua hasta que Rusia retire sus fuerzas invasoras del territorio ocupado.

El Kremlin dijo que Putin había ordenado un cese del fuego a partir del mediodía del viernes, tras el llamamiento a una tregua navideña del patriarca Cirilo de Moscú, cabeza de la Iglesia Ortodoxa rusa.

«Teniendo en cuenta el llamamiento de su santidad el patriarca Cirilo, ordeno al ministro de Defensa de la Federación Rusa que introduzca un régimen de cese del fuego a lo largo de toda la línea de contacto de las partes en Ucrania desde las 12 del 6 de enero de 2023 hasta las 24 del 7 de enero de 2023», dijo Putin en el texto.

«Partiendo del hecho de que un gran número de ciudadanos que profesan la ortodoxia viven en las zonas de hostilidades, pedimos a la parte ucraniana que declare un cese del fuego y les permita asistir a los servicios en Nochebuena, así como los del día de Navidad», dijo Putin.

Se debe a que muchos cristianos ortodoxos, incluidos los que viven en Rusia y Ucrania, celebran la Navidad los días 6 y 7 de enero.

El patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, Kirill de Moscú, pidió el jueves a las dos partes de la guerra en Ucrania una tregua navideña, un paso desestimado por Kiev como una trampa.

Vladimir Putin junto al patriarca Kirill, de Moscú.

Pero el asesor presidencial ucraniano, Mikhailo Podolyak, replicó en Twitter: “Rusia debe abandonar los territorios ocupados y sólo entonces tendrá una tregua temporal. Guárdese la hipocresía».

Afirmó que, a diferencia de Rusia, Ucrania no estaba atacando territorio extranjero ni matando a civiles, sino sólo destruyendo a «miembros del Ejército de ocupación en su territorio».

Podolyak había rechazado antes que Cirilo pidiera una tregua por considerarla «una trampa cínica y un elemento de propaganda».

Calificó a la Iglesia Ortodoxa rusa, que ha respaldado la invasión, de «propagandista de la guerra», que ha incitado el «asesinato en masa» de ucranianos y la militarización de Rusia.

Ucrania ha desestimado previamente la posibilidad de cualquier llamamiento ruso a un cese del fuego como un intento de Moscú de conseguir algún respiro para sus tropas, a las que Ucrania intenta obligar a abandonar el territorio del que Rusia se apoderó por la fuerza tras su invasión el pasado mes de febrero.

La Iglesia Ortodoxa rusa celebra la Navidad el 7 de enero. La principal Iglesia Ortodoxa de Ucrania ha rechazado la autoridad del patriarca de Moscú y muchos creyentes ucranianos han cambiado su calendario, celebrando la Navidad el 25 de diciembre como en Occidente.

A primera hora del jueves, Rusia y Ucrania dejaron claro que no habría conversaciones de paz a corto plazo, rechazando la oferta de mediación del presidente turco, Tayyip Erdogan, que habló por separado con Putin y con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

El Kremlin declaró que Putin había comunicado a Erdogan que Moscú estaba dispuesto a entablar conversaciones, pero sólo a condición de que Ucrania «tenga en cuenta las nuevas realidades territoriales», en referencia al reconocimiento de la anexión de territorio ucraniano por parte de Moscú. El ucraniano Podolyak calificó la exigencia de «totalmente inaceptable».

FUENTE: Cadena 3

Ulapes ya palpita la 24° edición del Festival del Canto y la Danza

AFIP extiende 6 meses el reintegro del 15% para compras con débito para sectores vulnerables