in

Uruguay sube la tensión, avanza con China y abre la puerta a más acuerdos “con o sin los socios del Mercosur”

Lacalle Pou enfrentó la posición argentina y reconfirmó el tratado de libre comercio con Beijing. Alberto Fernández propuso “revisarlo en conjunto”.

Lacalle Pou, Abdo Benítez y Alberto Fernández en el Mercosur (Foto: EFE)

La decisión de Uruguay por avanzar en acuerdos bilaterales con terceros países por fuera del Mercosur es ya indeclinable. Tal es así, que durante la exposición de Luis Lacalle Pou ante el resto de los presidentes del Mercosur no sólo dijo que seguirá adelante con China, sino también con “otros países o bloques”.

“Tenemos una agenda para avanzar con otros países”, adelantó el mandatario uruguayo, para luego agregar de manera enfática y con una lectura clara: “Vamos a informarlo inmediatamente se tome una decisión, si podemos hacerlo con los socios mejor, pero Uruguay va a avanzar”.

Las palabras de Lacalle no tomaron por sorpresa a las delegaciones de Argentina, Paraguay y Brasil, los otros miembros del Mercosur, porque internamente ya sabían que la posición de Uruguay va en esa dirección. En la 60° cumbre que se realizó presencialmente en Asunción también estuvieron los Estados asociados.

Choque por el acuerdo con China:

Sin acusaciones de “lastre” o de la invitación a tomarse “otro barco”, como se cruzaron Alberto Fernández y Lacalle Pou en la cumbre virtual del año pasado, el uruguayo volvió a repetir lo que dijo la semana pasada y que sus más íntimos colaboradores en política exterior y comercio repiten: “El acuerdo de libre comercio con China va a avanzar”.

Ambos países terminaron la etapa de estudios de factibilidad y ahora empezarán las negociaciones finas para determinar los detalles para firmar el tratado de libre comercio con Beijing. No hay plazos estimados en cuanto esto pueda demorar, aunque Lacalle quiere que sea durante su gestión, que termina en 2024.

“Avanzada esa etapa lo primero que vamos a hacer es hablar con los socios del Mercosur e ir todos juntos”, anticipó el uruguayo. Quiere tentar a que Paraguay y Brasil, los más moderados en esta oposición al acuerdo con China, relajen sus posturas y se unan a las negociaciones.

Indirectamente le respondió al propio Alberto Fernández, quien minutos antes durante su presentación se había preguntado: “¿Por qué no lanzamos juntos el acuerdo con China? ¿Por qué no lo evaluamos juntos? Va a ser mucho más fuerte”.

¿Por qué no lanzamos juntos el acuerdo con China? Va a ser mucho más fuerte

Argentina es quien más se opone a esta “liberalización” unilateral del Mercosur. El Gobierno entiende que, aunque Beijing sea hoy por hoy uno de los principales socios en términos comerciales y de infraestructura, la importación de productos chinos podría afectar la industria local.

La posibilidad de más y nuevos acuerdos:

Para tratar de distender la ya existente tensión que hay en el ambiente cada vez que se habla de la apertura del Mercosur durante el último año, ayer el bloque acordó disminuir un 10% el Arancel Externo Común y quedó en línea con el nivel que de forma unilateral había adoptado Brasil en mayo de este año.

También se concluyó con un viejo tratado de libre comercio que se negociaba con Singapur, un país de 6 millones de habitantes. Según estimaciones del bloque, este acuerdo puede significar nuevas exportaciones del bloque por 500 millones de dólares anuales.

El presidente Alberto Fernández junto a su par de Paraguay Mario Adbo Benítez, en la llegada a la cumbre del Mercosur (Foto: Presidencia).

Lacalle Pou admitió que les “genera incertidumbre el escaso avance con la Unión Europa”. Allí apunta a Uruguay para explorar los nuevos mercados. Según pudo saber TN de la Cancillería de aquel país también apuntan a Turquía como próximo socio a negociar un libre comercio.

Así como con Singapur, la Asociación de Naciones de Asia Sudoriental (ASEAN) es otro de los objetivos, no sólo de Uruguay, sino del bloque. Es un mercado de 646 millones de personas.

La norma que divide al bloque:

El debate se concentra en la decisión 32/00 del Mercosur que indica que ningún miembro del bloque puede negociar bilateralmente con un tercer país que esté fuera. Desde Montevideo esgrimen que esa norma tiene que ser ratificada en cada parlamento, algo que no sucedió.

Con una lectura distinta, los otros tres países miembros –Venezuela fue suspendida del bloque en 2016- rechazan la postura de Uruguay y afirman que “rompe con los principios que rigen el Tratado Constitutivo” del bloque, donde “para abrirlo se necesita del voto unánime de todas las partes”.

FUENTE: TN

«Chiqui» Tapia confirmó que Rodrigo De Paul podría perderse el Mundial

Hermes Quintana dirá presente en Feria del Libro