in

Caso Zoe: La justicia dio detalles sobre el homicidio

La jueza de Instrucción de Violencia de Género y Protección Integral de Menores N° 1 Dra. Jésica Díaz Marano, brindó una conferencia de prensa en cumplimiento del acceso a la información, acerca de la investigación sobre el homicidio ocurrido en noviembre del 2021.

Al respecto, la Magistrada indicó que, desde el 14 de noviembre de 2021, momento en el que tomaron conocimiento del hecho, “han pasado nueve meses y todos los días hemos estado, todo el Juzgado N° 1 de Violencia, abocados al objeto de esta investigación que, en un primer lugar ante una causa tan compleja, hemos verificado de que se tratara de una muerte violenta y, en segundo lugar, teniendo conocimiento de ello, hemos trabajado para determinar quiénes serían los partícipes del mismo”.

A lo largo de este tiempo –subrayó- “hemos afrontado la investigación de una causa compleja, primero por el incendio en el escenario de los hechos, lo que ha llevado a ciertas dificultades en la investigación, como la volatilidad de la prueba”.

Durante la Instrucción, se han requerido cuatro pericias médicas informó y precisó: “una autopsia dividida en dos tiempos, una pericia odontológica, una pericia antropológica en la que ha colaborado el Poder Judicial de Catamarca y una pericia anatomopatológica”, las cuales, recalcó: “denotaban de complejidad, porque estamos en presencia de un cuerpito, casi en su totalidad, carbonizado”.

Sobre las autopsias, informó que fue necesario un segundo tiempo de autopsia, “porque debíamos identificar legalmente de quien se trataba este cuerpo, por eso la pericia que le siguió fue una odontológica a los fines de establecer su identidad. Una vez identificada, procedimos a investigar la causa probable de muerte, que luego se determinó que fue por asfixia y quemaduras extremas”.

Posteriormente, señaló que, en las pericias que le sucedieron, se descubrió con “carácter fehaciente” que tenía una fractura en el maxilar derecho inferior, fracturas en las costillas del lado izquierdo y un golpe en la cabeza, todas pre-mortem, “lo que significa que fueron causadas en un tiempo anterior a la muerte”.

“A raíz de las pruebas que son de carácter fehaciente –explicó- surgieron indicios que, concatenados, adquieran la fuerza convictiva de una prueba idónea. Y, a partir de ello nos hemos dedicado a investigar la participación de las personas sospechadas”.

El procesamiento

La Jueza destacó que, en este tiempo, con la colaboración constante de la Policía de la Provincia, a través de la División de Homicidios del Departamento de Investigaciones y con el total apoyo de la Policía Técnica Judicial y el Cuerpo Médico Forense, “hemos podido arrimar a la causa elementos de prueba e indicios”., y hemos llegado al convencimiento de que estas dos personas (Julieta J. C. y Andrés R. B.) serían quienes habrían participado en la muerte violenta de esta nena”.

Este auto de procesamiento que se ha resuelto, aclaró, “es a los fines de decir que, hasta este momento, hemos llegado a la conclusión de que hay una alta probabilidad de que dos personas (Julieta J. C. y Andrés R. B.) han participado en la muerte violenta de esta niña”, y enfatizó: “Una alta probabilidad que se ha formado de pruebas directas e indicios surgidos a raíz de un cumulo de pericias documentales y testimoniales”.

Este Juzgado no tiene jurisdicción para decidir si alguien es culpable o no, solo tiene jurisdicción para investigar, explicitó la Magistrada e informó que, a través de este procesamiento “se habilita la posibilidad de que el Fiscal acuse, en ese momento, si así sucediere, se elevaría la causa a juicio, donde estas personas que hoy están procesadas van a tener el derecho de defenderse en un juicio público y contradictorio”.

Agradable temperatura para este miércoles

Nelson Johannesen: «Si Cristina fuese candidata, la votaría siempre, fueron los mejores años de los últimos 50 de la Argentina»