in

El cuidado de los ojos en épocas de mucho sol y pileta

El verano es una época difícil para la piel y el cabello, pero también para los ojos. En los meses estivales existen múltiples factores que aumentan el riesgo de molestias y enfermedades oculares. En diálogo con Medios Provincia, el doctor Antonio Anzalaz, habló en profundidad sobre el tema y brindo recomendaciones para la comunidad.

 En verano disfrutamos de más horas de luz y pasamos más tiempo al aire libre. Por eso, no podemos descuidar la salud ocular durante estos meses. Pero no sólo en esta época, sino durante todo el año es conveniente utilizar gafas de sol, incluso en días nublados. Además, no solo debemos proteger nuestros ojos de la radiación solar, sino también del agua, en el mar, ríos o piscinas.

«Ya no basta con que el anteojo sea oscuro, sino debe tener filtros ultravioletas. Cuanto más altura con relación al mar, más radiación ultravioleta existe, entonces en La Rioja la incidencia es alta, y si vamos al oeste de la provincia con más razón. Los rayos ultravioletas son dañinos para los ojos, cualquier parte de su estructura, pueden producir cataratas y daños en las retina», explicó el doctor.

«Eso lo van a conseguir en las ópticas, por eso es muy importante que no se consigan en la calle», añadió.

Seguidamente, señaló: «A los niños es imposible pedirles que no abran los ojos bajo el agua, ellos lo hacen automáticamente. Se recomienda para ellos, y para los adultos también, el uso de antiparras».

«Para consevar el agua de la pileta se colocan líquidos, en cantidades excesivas, y producen una arritación, una conguntivitis que se llama química, es pasaje y no produce secuelas, pero que cuando el niño sale de la pileta tiene los ojos rojos», indicó.

El colmo de la mala suerte: no pudo acompañar a su mamá a hacer un trámite y ella terminó en la casa de Messi

Necesita ayuda para comprar sus medicamentos