in

El Gobernador brindó una entrevista en la TV Pública

El gobernador Ricardo Quintela participó este lunes en el programa Desiguales, de la TV Pública.

Allí, el mandatario habló sobre la negociación nacional con el FMI; acerca de la situación de la región y de la provincia, en particular sobre el conflicto que enfrenta a la Provincia con el municipio de la Capital en relación a los trabajadores PEM.

Quintela habló de la mesa de diálogo que mantienen los gobernadores de la región en el espacio denominado Norte Grande. «Congeniamos los gobernadores del Norte Argentino en que hay que acompañar al Presidente en su definición de que el acuerdo con el FMI se tiene que basar en el crecimiento y en el desarrollo y no en políticas ajuste, no en el desamparo de nuestros ciudadanos. La Argentina tiene que tener una política de crecimiento y desarrollo para cumplir compromisos que no fueron generados por nosotros, sino que fueron deudas que fueron generadas por un partido cuyos dirigentes hoy se erigen en juzgadores de qué tenemos que hacer nosotros», afirmó.

El Gobernador habló luego de las asimetrías que sufren las provincias del Norte con respecto al centro del país. «En esas reuniones con los gobernadores del Norte hablamos sobre las asimetrías del Norte con respecto al centro del país, sobre que en la Argentina no se distribuye de manera equitativa, eso es lo que hoy estamos discutiendo, sobre las desventajas que tienen nuestras provincias», indicó.

En esta misma línea sostuvo que si bien el Gobierno nacional ha decidido federalizar las medidas que toma «en la Argentina tenemos 200 años de concentración de poder en la Capital Federal». «No es un problema de la Capital sino del sistema que ha sido organizado así», agregó.

A su vez, dijo que «el concepto nuestro está basada en la renta social, no en la renta financiera». «Cuanto más lejos estemos del centro del poder de la República Argentina necesitamos más ventajas comparativas que nos permitan ser competitivos. Y a esto lo estamos planteando fuertemente a nivel nacional», expresó.

El conflicto con el municipio Capital
Más adelante, Quintela fue consultado por el conflicto que la Provincia mantiene con el municipio de la Capital y en particular con la intendenta Inés Brizuela y Doria. «Por decisión unilateral de ella (Brizuela y Doria) hoy está cortada la relación, no tenemos diálogo. Este es un conflicto que no fue generado por la Provincia sino que fue generado por el municipio», afirmó.

Además, Quintela recordó que «La Rioja era la única provincia del país que no tenía una ley de distribución automática de los recursos a los municipios y yo fui uno de los que más luchó para que salga esta ley de coparticipación municipal». «Esta ley garantiza el pago de los salarios del personal de la Administración Pública Municipal registrado al 31 de diciembre de 2014», acotó.

A su vez, el Gobernador sostuvo que la intendenta Brizuela y Doria «tiene el dinero para pagar los salarios de los PEM». «Lo que ella dispuso de manera inconsulta es la designación de 2.800 personas. La ley de coparticipación dice que los municipios, para hacer designaciones, deben tener el previo acuerdo del Ejecutivo provincial. Yo me retiré de la intendencia con 2.808 trabajadores en planta y hoy han 5.800 trabajadores. Nosotros garantizamos la cobertura de esos 5.800 y la masa coparticipable tal cual le corresponde al municipio. Pero lo que sucedió acá es que se designaron 2.800 trabajadores de la nada», señaló.

Luego, Quintela agregó que desde el Gobierno provincial «nunca violentamos a la Intendenta».

Por último, el mandatario destacó el respaldo electoral que el Gobierno provincial tuvo en las elecciones PASO y en las legislativas de noviembre y el mal resultado electoral que tuvo el sector de la intendenta Brizuela y Doria. «El resultado electoral fue contundente, el respaldo de la gente sorprendió a propios y extraños», completó.

La Rioja se consolida a la vanguardia en el desarrollo de la programación y la robótica

Alerta en Córdoba: detectan un brote de Covid-19 y temen que se trate de la variante Ómicron