in

El Gobernador supervisó el avance de obra de Cerámica Riojana

En horas de la mañana de este martes, el gobernador de la Provincia, Ricardo Quintela, realizó un recorrido de obra por la empresa estatal Cerámica Riojana, donde supervisó el avance de obra de la planta fabril donde se elaborarán ladrillos y la que generará alrededor de 70 puestos de trabajo directos.

Al respecto, el presidente de Cerámica Riojana, Martín Cobresí, comentó que el objetivo de la visita del mandatario a la empresa, “es que el Gobernador tenga una idea del avance de obra, básicamente en la etapa que estamos para tener operativa la planta”.


Quintela junto a los directivos de la fábrica recorrieron las instalaciones de oficinas y servicios: “estamos a la espera del nuevo equipamiento y calculamos que en un mes más ya lo tendríamos que es el horno móvil para la cocción de ladrillos”, indicó Cobresí.


“Mostramos que también estamos trayendo arcilla de cantera a la planta, donde tenemos 3 mil 500 m2 de arcilla de la localidad de Patquia, analizada y de primera calidad para la elaboración de los ladrillos”, argumentó.


Adelantó en ese sentido que “estimamos que a principios de 2023 se harán las pruebas de funcionamiento y se pondrá en marcha la fábrica”.


“El apoyo que tenemos por parte del Gobernador es importante para la provincia por lo que genera el trabajo, nuevas oportunidades para el mercado. La Rioja no tiene una fábrica de esta naturaleza, ya que todos los ladrillos que usamos son importados de otras provincias. Ahora tendremos una planta con productos accesibles”, resaltó el presidente de la fábrica.


Cerámica Riojana genera 70 puestos de trabajo directos, e indirectamente, los beneficios se multiplicarán por tres cuando la planta esté en pleno funcionamiento.
En ese mismo marco, Cobresí sostuvo que “intervendrá mucha mano de obra local, ingenieros, trabajo genuino para ver la matriz productiva, generando industria y abriendo otra oportunidad de trabajo para todas y todos, en el desarrollo de la Provincia”.

Inauguraron muestra fotográfica en el Paseo Cultural

Santi Maratea hizo un análisis político, pero su explicación fue confusa y las redes no tuvieron piedad