in

El gobierno de La Rioja busca ofrecer un tratamiento efectivo y seguro con cannabis medicinal para mejorar la calidad de vida de miles de pacientes

El ministro de Salud, Juan Carlos Vergara, destacó los avances del proyecto con el que el Gobierno de La Rioja busca producir aceite de cannabis para resolver “un problema de salud pública”, dar una respuesta a una demanda de la población y mejorar la calidad de vida de miles de pacientes potenciales de la provincia. El proyecto incluye uno de los mayores cultivos del país ubicado en Anguinán, donde ya comenzó la cosecha escalonada de las primeras 10 mil plantas.

“La idea nació con el fin de atender una problemática de salud pública y garantizarle a personas que padecen enfermedades graves el acceso gratuito a los tratamientos terapéuticos basados en la planta de cannabis y sus derivados”, indicó el ministro Vergara.
Al respecto, manifestó que en la provincia “hay muchas personas que ya usan este tipo de terapias, pero utilizan aceites sin control de calidad, de los que no se sabe su composición exacta y sus efectos”.
Vergara subrayó el “fuerte impulso del gobernador Ricardo Quintela” al proyecto y explicó que “La Rioja está realizando un trabajo multidisciplinario que involucra a distintas áreas, fundamentalmente a la empresa Agrogenética Riojana, que es una sociedad del Estado provincial que tiene una importante capacidad tecnológica para el cultivo, pero que también incluye a otras instituciones, como la Universidad de La Rioja, la Universidad de La Plata y el Instituto de Servicios Ambientales”.
El funcionario precisó que el objetivo del primer cultivo que se está haciendo en Anguinán es realizar un ensayo “para lograr una excelencia genética” y, al mismo tiempo, “producir aceite de cannabis con control de calidad. 
En ese sentido, anunció que “a partir del segundo semestre de este año podremos contar con un aceite propio de nuestra provincia que buscamos que tenga una composición química adecuada para los tratamientos que necesitamos”. 
Distribución y prescripción del aceite
Sobre la distribución del aceite medicinal, el ministro adelantó que “será ofrecido a todos los pacientes de la provincia inscriptos en el Registro del Programa de Cannabis (REPROCANN)”. Y aclaró que se brindará tratamiento gratuito a través de un programa del Ministerio de Salud y se ofrecerá en farmacias a un precio accesible para las personas que lo puedan pagar. 
Por lo pronto, el médico advirtió ya se pueden registrar “todas aquellas personas que usan o necesitan aceite de cannabis y cuentan con autorización de un médico” y que la provincia está “coordinando cómo será la capacitación a nuestros médicos para la prescripción del medicamento”. 
“Hasta el momento hay 24 médicos inscriptos para prescribir cannabis medicinal y son miles las personas que ya lo usan o podrían necesitarlo en nuestra provincia”, abundó Vergara. Y concluyó: “La idea es poder hacer una suerte de alianza entre los médicos que prescriben, los pacientes que lo necesitan y el gobierno, que les brindará acceso a un aceite efectivo para tratar las patologías que padecen”.
Los usos y el control de calidad
Vergara puntualizó que “el aceite medicinal es conocido por su aplicación en niños y niñas con epilepsia refractaria, pero también se usa para pacientes que padecen fibromialgia, artritis y artrosis, es un paliativo para el tratamiento del dolor y sirve para las náuseas de pacientes que están realizando quimioterapia, entre otras aplicaciones conocidas para pacientes que sufren enfermedades graves”. 
“El objetivo nuestro es proveerle a aquellas personas que necesitan este tipo de terapias un aceite rico en CBD, que es una sustancia presente en la planta de cannabis y que se usa para el tratamiento de muchas patologías. Como buscamos un aceite con fines medicinales, uno de nuestros objetivo es realizar mejores genéticas para lograr aceites más eficaces”, manifestó. 

El ministro advirtió además que “es sabido que muchas personas que tienen alguna de estas patologías ya utilizan aceite de cannabis, pero no sabemos cuál es la procedencia o la calidad del mismo”, por lo que “es fundamental realizar un control de calidad”. Por eso, la Provincia, a partir de un convenio con el Instituto de Servicios Ambientales ofrecerá un servicio para analizar los aceites que acerquen los pacientes registrados para saber concretamente qué están utilizando.  
Apoyo nacional
El médico agradeció “todo el apoyo” que brindó el Ministerio de Salud de la Nación para que Agrogenética avance durante la pandemia con los primeros pasos para el cultivo. También acentuó “el apoyo en el desarrollo y las líneas de investigación”.
“Es un tema que tenemos que resaltar, porque la Nación estuvo al lado nuestro, acompañándonos en el desarrollo del proyecto y poniendo en práctica la ley 27.350, que es la que regula el uso medicinal del cannabis y las investigaciones”, planteó.
Finalmente, recordó que La Rioja sancionó la ley 10.005 para establecer un marco regulatorio a nivel local para la investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y que “a partir de las autorizaciones que obtuvimos desde el Ministerio de Salud de la Nación, que es la autoridad de aplicación de la ley 27.350, nosotros pudimos ir haciendo contacto con otras organizaciones del Estado para obtener el permiso para traer 20 mil semillas del exterior e iniciar la plantación de la que ahora se extraerán las flores para elaborar el aceite”.

«Sansón» Rosa pelea en el Luna Park

El bono extra para los jubilados será de 6000 pesos y podría haber un refuerzo en seis meses