in

Entregaron herramientas y equipos a trabajadores de la economía popular

La ministra de Desarrollo, Igualdad e Inclusión Social, Gabriela Pedrali, entregó distintas herramientas de trabajo mediante el programa “Trato Hecho”, para fortalecer microemprendimientos de la economía popular. El acto se realizó en la mañana de este lunes en el Paseo Evita y benefició a 32 familias de Capital.

La secretaría de Economía Popular lleva adelante el programa provincial “Trato Hecho”, mediante el cual se hacen entregas de herramientas de trabajo para distintas unidades productivas y microemprendimientos de toda la provincia, con la intención que consolidar las iniciativas de las familias de la economía popular.


Esta nueva entrega benefició a 32 trabajadores y trabajadoras de Capital, que se suman a las 110 que ya se realizaron en el interior de la provincia para microemprendimientos de diversos rubros, con una inversión de 9 millones de pesos. En esta oportunidad se beneficiaron familias que trabajan en herrería, gastronomía, albañilería, textil, carpintería, despensa, panificación, venta de bebidas, de artículos de limpieza, entre otros.


La ministra Pedrali señaló que estas acciones “son una apuesta al trabajo de la economía popular”. “En cada entrega no vemos solo estas máquinas, sino sueños, propuestas para una salida laboral y siempre es un orgullo poder acompañar y fortalecer estas nuevas posibilidades, entregando estas herramientas para que puedan dar un salto cualitativo que les permita fortalecer su economía familiar”, indicó.

Por su parte, el secretario de Economía Popular, Guido Varas, destacó el alcance federal del programa, señalando que previamente se realizaron pequeñas entregas en distintos departamentos que visitó la ministra Pedrali. “Para nosotros es muy grato llegar a este sector de la comunidad que en base a sus conocimientos y saberes desarrollan pequeños emprendimientos para salir adelante”, señaló.


Uno de los emprendimientos beneficiarios fue el de Daniela y Raúl, que hace dos años ambos se encontraban sin trabajo y decidieron iniciar una venta de empanadas, con mucho esfuerzo, trabajo diario y con la recomendación de clientes y clientas, comenzaron a crecer y hoy 10 familias trabajan con ellos. “Tomamos personas de 60 o 50 años que tienen ganas de trabajar y no conseguían por su edad. Y también tenemos jóvenes de 24 años que realizan los deliverys, le damos la posibilidad a todos”, contó Daniela.

Por su parte Raúl dijo que “estamos pensando en iniciar con viandas diarias, por lo que estamos muy contentos por la entrega de esta heladera que nos ayudará a mantener nuestros insumos y agregar la venta de bebidas”.

Sesionó en el Paseo Cultural el Consejo Provincial de Turismo

Esposa del tatuador asesinado: “Dejaron en libertad a tres policías pero no están totalmente desligados de la causa”