in

La Rioja se posiciona a la cabeza en la generación de empleos en la industria del software

Con un pico inconcluso de empleos registrados, la industria del software en La Rioja creció un 125.6% desde enero del 2020 hasta el mismo mes de 2022.

De acuerdo a estas estadísticas nacionales, la provincia incrementó significativamente la demanda de este rubro, posicionándose como una de las de mayor crecimiento, superando así a Formosa, Misiones, San Juan, Tierra del Fuego, Jujuy y La Pampa.


La constante demanda del sector empresario de incorporar talentos a las empresas, consolida a La Rioja en la Economía del Conocimiento, cuyo objetivo es promocionar actividades económicas que impliquen la digitalización de la información respaldada en los avances de la ciencia y de las tecnologías.


Esto se produce gracias al proceso de recuperación en la actividad económica que vivió la Argentina en el 2021 y trajo aparejada una enérgica mejora en la situación del mercado laboral. Por lo tanto, se registró un récord en la tasa de empleo y una baja sustancial en la desocupación que alcanzó al 7% de la población económicamente activa. En ese marco, la industria del software aparece como uno de los sectores estrella.


En plena pandemia, el gobierno riojano apostó a fortalecer esta industria a partir de la sanción de la Ley Nº 10.381, generando oportunidades a miles de jóvenes riojanos y riojanas, como así también promoviendo la vinculación con empresas de software de la Argentina y del exterior, que tienen una fuerte demanda de perfiles formados y capacitados, entre ellas se destacan Practia, Itrsa, Inthegra, Epidata, Incluit, Tsoft, Quales Group, WES, Infosis, CEDI Tech Consulting y Voyansi.


Cabe destacar que la Provincia tiene una oferta importante de capital humano educado en las cinco universidades radicadas en la jurisdicción y existe, por las características del mercado, una amplia oferta de formación y capacitación que el gobierno de la Provincia implementa a su vez para fortalecer este recurso.

Abren inscripciones para confirmación

En el primer trimestre, las Pymes tuvieron rentabilidad positiva y buen nivel de ventas