in

Operativo Verano: visitas guiadas en estación 1 y 2 del Cable Carril

El cable carril riojano es una maravilla inigualable de la ingeniería civil de principios del siglo XX, una obra monumental de transporte aéreo que aún asombra en el paisaje del noroeste argentino.

Esa es, quizá, la mejor definición del cable aéreo que permitió el traslado de oro, plata y cobre –a más de 4.400 metros sobre el nivel del mar en la cordillera de los Andes– desde la mina La Mejicana en el corazón del macizo de Famatina (6.250 metros) hacia la estación ferroviaria de Chilecito, a unos 35 km en línea recta. Desde allí, en un primer momento de la explotación, el mineral aurífero era trasladado al puerto de Rosario rumbo a Europa y, posteriormente, se dirigió a la fundición Santa Florentina.

Para mas información http://turismo.municipalidadchilecito.gob.ar/cable-carril/

Riachuelo rifó el tercer cuarto y perdió

Sanagasta cierra sus parques por la ola de calor