in

Paritarias 2022: «En total son 16 mil pesos de aumento»

En comunicación con Despierta Provincia, el Ministro de Educación de la provincia, Ariel Martínez, realizó un balance de las paritarias y habló sobre las clases presenciales y conectar igualdad. Escuchá el audio.

En un principio, el ministro manifestó: «Hemos podido generar acuerdos y consensos en forma conjunta en la Paritaria, es trascendente no solamente la propuesta, sino también la previsibilidad que va a tener el docente».

En concreto, explicó que: «En primera instancia se hará un aumento al básico de 5000 pesos, 3000 en marzo y 2000 en abril. Luego, 5000 pesos remunerativos no bonificables en julio, 4000 pesos remunerativo no bonificable en septiembre y 2000 pesos al básico en noviembre».

«En total son 16 mil pesos de aumento»

«Se marca la diferencia de aumento genuino al básico, porque es algo que hace mucho tiempo no se hacía. Comenzamos la Gestión de Quintela con un básico de 12000 y ahora vamos a tener un básico de 24400 pesos, es decir un aumento del 104 por ciento en el básico», indicó.

El Gobierno Provincial y AMP acordaron en paritaria un aumento del 52 por ciento para el sector docente

Por otra parte, en cuanto a las clases presenciales, expresó: «Desde el 9 de febrero estamos con presencialidad plena y cuidada en todos los niveles, el ciclo lectivo se está llevando a cabo con total normalidad»

Sobre conectar igualdad, comunicó: «En la primera parte del año avanzamos muy fuerte con el conectar igualdad en el secundario, y ahora en este primer trimestre continuamos con el primario. Este año entregaremos primero, segundo, tercero y cuarto para completar todo el primario, ya que el año pasado entregamos cuarto, quinto y sexto»

«La segunda semana de julio comenzarán las vacaciones de invierno, y el 22 de Diciembre será el último día de clases», informó.

Senador Martínez: “El crédito con el FMI del Gobierno de Macri, sirvió para pagar vencimientos y déficit del Gobierno de Cristina Kirchner”

Guerra contra la inflación: «Volver a los precios de febrero no es una solución»