in

Pusieron nuevamente en funcionamiento la histórica «Capilla Móvil» en el interior de la provincia

La iniciativa surgió de la comunidad Parroquial de Tama y su párroco Mario González. El vehículo que recorre el interior de la provincia cuenta en su interior con espacio suficiente para que el sacerdote descanse y en la parte posterior al abrirse las dos puertas se ven las imágenes de San Nicolás de Bari y la Virgen del Rosario además de un altar que sirvió para la celebración de la misa.

El templo originario fue construido a mediados del siglo XVI, mientras que el actual comenzó a levantarse en 1887 y se concluyó una década después; el mismo es reservorio de un importante patrimonio documental compuesto por papeles relacionados con personajes de la vida riojana del siglo XIX.

Allí se encuentran las actas de bautismo y casamiento de José Prudencio Quiroga, de Juana Rosa Argañaraz y de Juan Facundo Quiroga, hijo de ambos; de Ángel Vicente Peñaloza, de Victoria Romero y de Ana Peñaloza, hija de ambos; de Rosario Vera Peñaloza; y de la Difunta (Deolinda) Correa, entre otros.

Recorrer su luminoso interior permite descubrir tesoros religiosos traídos por los padres Franciscanos desde Córdoba, como una imagen de la Virgen del Rosario realizada en chapa de zinc y con hilos dorados que data de 1550, y que tiene tres réplicas en el mundo: una en Austria, otra en Alemania y la tercera en Tama.

Otros objetos religiosos, además de vitrinas con flechas y vasijas de los Olongastas -pueblo originario de la zona similares a los Diaguitas- pueden verse en el Museo Histórico ubicado a metros de la iglesia y que está abierto todos los días, con entrada gratuita, en el horario de 8 a 22.

En las dependencias del templo se guardan unos 60 trajes sacerdotales, de más de un siglo, que esperan la oportunidad de ser exhibidos al público. Muy elaborados y con profusa ornamentación (técnica oropel o bordado con hilos de oro), varios fueron traídos desde Milán.

Pero la sorpresa llega cuando se ingresa a un garaje lateral en el que descansa una reliquia indescifrable: una vieja camioneta Opel 58 traída desde Alemania y que fue reconvertida en una capilla móvil que, en 1963, fue sacada en peregrinación por toda la provincia.

Fue el obispo de origen alemán, José Gollbach, quien trajo el vehículo de su país natal para llegar con la santa misa a los rincones más remotos de los llanos riojanos.

Esta versión antigua de los tradicionales motorhome modernos, tiene en su interior un espacio suficiente para que el sacerdote descanse, y en la parte posterior, al abrirse las dos puertas, se ve una la imagen de San Nicolás de Bari y otra la Virgen del Rosario, y un altar que sirvió para la celebración de la misa.

Durante sus 53 años de labor parroquial -entre 1939 y 1992, año de su fallecimiento- Gollbach debió insertarse paulatinamente a la idiosincrasia totalmente diferente a su estilo cultural.

Supo llegar al corazón de su comunidad e interactuar en el aprendizaje, no sólo de las costumbres y arraigos, sino fundamentalmente el idioma y religiosidad popular, logrando un encuentro fraterno signado por el recuerdo de su personalidad recta en su entrega total al servicio pastoral.

La Iglesia de Nuestra de Señora del Rosario, en la localidad de Tama, forma parte del itinerario «Huellas Peregrinas» por sendas del catolicismo riojano, que recorren los departamentos del sur de la provincia.

Tiene 9 años y creó un negocio en la escuela: recaudaba hasta $5000 por día y se lo prohibieron

El gobierno nacional dispuso un aumento del 50% en la Tarjeta Alimentar que beneficiará a 4,1 millones de personas