in

Tía de la menor que fue calcinada: “Este hombre, ‘El Pastor’, nos daba cosas a cambio de sexo. Estaba obsesionado con mi hermana”

Yamila Córdoba, hermana de la detenida por la muerte de Zoe, su hija, habló en exclusiva con Medios Provincia y relató la relación que tenía su hermana con Andrés Bustamente, el hombre conocido en la causa como “El Pastor”. La mujer aseguró que el sujeto en cuestión no es verdaderamente un pastor, sino hermano de un pastor. “Este hombre nos daba alimentos, ropa, nos decía que le pidamos lo que necesitemos y lo hacía a cambio de sexo, le había dado una moto a mi hermana y el tenía otra. La moto que se quemó era de él”, indicó.

En medio de tanto dolor por la muerte de Zoe, la menor que fue calcinada en el barrio Loteo de San Andrés, Yamila, su tía había sido detenida junto a su pareja y a los días quedaron en libertad. Este jueves, ambos dialogaron con Medios Provincia y relataron la relación que tenían con la menor, el supuesto Pastor y la madre de la niña.

“Estamos muy tristes por lo que le pasó a mi sobrina y queremos que se sepa lo que pasó, quien lo hizo. Yo conocí a Andrés hace un año atrás, ´él no es Pastor, era hermano de un pastor, cuando lo conocí yo estaba en pareja y este hombre nos prestó una pieza para vivir, lo mandaba a mi novio a buscar cosas y él se metía a la pieza, me acariciaba la pierna y decía cosas de Dios. Una vez me dijo que me iba a comprar zapatillas, que no nos iba a faltar nada, que lo deje a mi novio”, relató Yamila.

“Este hombre nos ayudó mucho, nos llevó comida, a mi hermana le dio una tele, ella lo conoció por mí al hombre y empezó a ayudarla a ella, le dio una moto y él tenía otra. Una vez él me ofreció dos mil pesos y me dijo que tengamos relaciones, ese día yo no quería, pero después tuvimos”, dijo.

Respecto a la relación de su hermana con el supuesto pastor, la joven contó que ´él le pagaba el alquiler y le daba cosas, “ella tiene un novio que está en la cárcel, ella no lo dejaba a Andrés que hable con Zoe, ni que esté en la casa, es una relación económica la que tenía él con ella”.

En la ocasión, también dijo que después del hecho habló con Jimena, su hermana, quien en llanto le contó que “se le había apagado el teléfono, se levantó a buscar un cargador y no encontraba a Zoe en ningún lado, salió afuera y la encontró en el patio que estaba como pegada en la moto y ahí pidió ayuda“.

“Yo quiero que quien haya sido hable y diga la verdad, y también quiero poder rehabilitarme yo y salir de las adicciones porque no me llevan a ningún lado”, culminó Yamila.

Gabriela Pedrali: “La diferencia es suficiente para aseverar que la segunda banca nos corresponde”

Violencia infantil: “No hay que llegar a los extremos, cuando se escuchen muchos llantos en una casa allí hay que dar aviso al 102”