in

Una familia necesitó $177.062 para no ser pobre, un 8,3% más que el mes anterior

Además, hicieron falta $80 mil para no estar por debajo de la línea de la indigencia. De esta manera, los indicadores que miden la pobreza crecieron más que la inflación. 

El costo de los artículos de las canastas de alimentos esenciales (CBA) subieron durante febrero 11,7% y acumula en los últimos 12 meses 115,1%. La Canasta Básica Total (CBT) registro un incremento de 8,3% en el segundo mes del año y acumula 111,3% en los últimos doce.

Ambos índices aumentaron largamente por encima de la inflación tanto mensual como interanual evidenciando que la inflación golpea más en la gente más necesitada. Estos índices son claves en el cálculo de la pobreza y la indigencia de la población.

Para el segundo mes del año, el aumento mensual de la CBA fue de 11,7%, mientras que el de la CBT fue de 8,3%, significativamente por encima de la suba del costo de vida en este mes informada por el INDEC del 6,6%.

De esta manera, para el mes de febrero una familia de 4 personas para no caer en la pobreza necesitó contar con ingresos mínimos de $177.063, y para no caer en la indigencia $80.483.

Las variaciones de la CBA y de la CBT resultaron de 115,1% y 111,3%, en términos interanuales, según informó el organismo estadístico, mientras que el IPC marcó 102,5%.

Según las cifras oficiales del INDEC, una familia de tres miembros, propietarios de la vivienda que ocupan, el costo de la CBT llegó en febrero a $140.963 y para un grupo familiar de cinco integrantes a $186.231.

La CBA costó para un grupo familiar de tres miembros $64.074, mientras que para uno de cinco integrantes subió a $84.651.

Para una persona adulta, en diciembre pasado el costo de la CBT fue de $ 57.302 y el de la alimentaria de $26.046.

Continúan las altas temperaturas en la ciudad

Locura total por la Selección: en dos horas se vendieron más de 63 mil entradas para Argentina-Panamá