in

La curiosidad del triunfo de Francia ante Polonia: un futbolista jugó en infracción durante 41 minutos y los árbitros no se dieron cuenta

Jules Koundé disputó casi todo el primer tiempo con dos cadenas en su cuello. Por qué no fue amonestado

Todas las miradas en el Mundial Qatar 2022 están sobre el campeón defensor: Francia. Les Bleus derrotaron a Polonia en los octavos de final por 3 a 1 con un doblete de Kylian Mbappé, uno de Olivier Giroud y el descuento de Robert Lewandowski para dar otro paso en el sueño de obtener su tercera estrella. Dentro de la cómoda victoria, ocurrió una llamativa situación cerca del entretiempo, en la que resaltó una importante desatención por parte del juez Jesús Valenzuela y todo su cuerpo arbitral.

Corría el minuto 41 de la primera parte y el defensor derecho Jules Koundé se adelantó en el campo para realizar un lateral. Antes de que la pelota volviera a estar en juego, el asistente venezolano Tulio Moreno advirtió que el futbolista del FC Barcelona llevaba puestas dos notorias cadenas doradas en su cuello y le pidió automáticamente que se las quitara para poder reanudar las acciones. El árbitro sudamericano aguardó a que un colaborador francés ayudara al zaguero y no lo amonestó por portar un objeto metálico durante gran parte del encuentro.

La decisión por parte de Jesús Valenzuela de no mostrarle una tarjeta al jugador fue correcta ya que es tarea del cuerpo arbitral (puntualmente del cuarto árbitro Kevin Ortega) chequear la indumentaria de los protagonistas antes de que salgan a la cancha. Koundé podría haber sido amonestado recién si se negaba a sacarse las cadenas o si en la segunda mitad del partido volvía a aparecer con los objetos metálicos alrededor de su cuello.

El reglamento de la FIFA especifica en la regla 4 de la vestimenta de los jugadores que “se prohíbe todo tipo de accesorios de joyería (collares, anillos, pendientes, bandas de cuero o goma, etc.). Los jugadores tendrán la obligación de quitárselos. Asimismo, no se permite cubrirlos con cinta adhesiva”. Sobre el chequeo antes del inicio del encuentro especifica que “se deberá inspeccionar a los jugadores antes del inicio del partido y a los suplentes antes de que entren al terreno de juego. Si un jugadores llevara equipamiento o accesorios de joyería prohibidos o peligrosos, el árbitro deberá ordenal al jugador a que se quite el objeto en cuestión o que salga del terreno de juego si no puede o si no quiere acatar la orden”.

Una vez que se incumple la palabra de la máxima autoridad, recién ahí se puede utilizar una tarjeta para llamar la atención. “Deberá amonestarse a todo jugadoor que rehúse acatar esta regla o que vuelva a ponerse el objeto o prenda”, concluye el reglamento del ente que regula el fútbol. Una vez que el colaborador de la selección de Francia se llevó las cadenas, Koundé no las volvió a utilizar por lo que no sufrió ningún castigo.

El crimen de María Marta García Belsunce quedó impune: absolvieron a Pachelo

El abogado César Salcedo fue electo Rector de la UNdeC